Es un grave error pensar en renegociar acuerdos: De La Calle

El jefe de la Delegación del Gobierno Nacional, Humberto de la Calle, dijo hoy que después de casi cuatro años de diálogos en La Habana, para terminar el conflicto, no hay espacio para reabrir las negociaciones.

“Pensar que se pueden renegociar algunos puntos sería un tremendo error. Ese es mi convencimiento. Muy poco ganaría la sociedad colombiana. Creo que en el plebiscito debemos tomar una decisión. Resistirse a dar el paso es condenar al país a un periodo de incertidumbre. Poner fin al conflicto es una certeza”, indicó.

Durante una declaración en la Casa de Nariño, de la Calle afirmó que decirle no a los acuerdos que se han logrado significaría un enorme retroceso para el país.

“La frustración frente a lo logrado, si no damos ese paso, y frente a las potencialidades de esta oportunidad de terminar el conflicto, creo que significaría un enorme retroceso en la construcción de una ciudadanía deseosa de impulsar el futuro, la transformación. Sería un giro al pasado”, sostuvo.

El Jefe de la Delegación explicó, además, que de ahora en adelante se aplicará una nueva metodología en la Mesa de conversaciones, para agilizar la discusión de los temas restantes, consistente en trabajar de manera simultánea en diferentes comisiones, con el apoyo del Ministro del Interior, el Consejero para el Postconflicto y el director de la Agencia Colombiana para la Reintegración –ACR, y bajo los lineamientos del Presidente, su coordinación y la participación de los plenipotenciarios.

“Los avances del proceso son cada vez son significativos y nos ratifican que es posible conseguir un acuerdo de paz que ponga punto final al conflicto armado en Colombia”, señaló.

Finalmente, de la Calle destacó las visitas técnicas a los sitios propuestos para la conformación de las zonas veredales transitorias de normalización y los puntos transitorios de normalización, que terminaron el pasado 14 de agosto, como una labor para preparar en Colombia las condiciones para la ubicación transitoria de las Farc mientras dejan las armas y empiezan la reincorporación a la vida civil.