‘Estrellas negras’ para los animales

Foto: Cortesía Covioriente

Las especies de fauna siguen siendo las víctimas del desarrollo vial del Meta, así lo demuestra un segundo estudio de animales afectados por la velocidad en las carreteras.

El grupo de investigación de la Universidad de los Llanos y Cormacarena presentaron el segundo diagnóstico de Atropellamiento Vial de Fauna Silvestre en el Meta e identificación de puntos críticos en el corredor vial Villavicencio – Barranca de Upía, el cual tiene un promedio de movilidad vehicular de 40 km/h.

Durante cuatro meses a lo largo de 25 recorridos entre las 06:00 y  18:00 horas, se identificó la diversidad de fauna silvestre afectada en esta carretera del departamento, además se reconocieron puntos críticos, coberturas adyacentes y especies con mayor frecuencia de atropellamiento.

Se evaluaron 177 km para analizar el impacto que tiene la vía en las especies que habitan las zonas aledañas, donde actividades económicas como la ganadería, agricultura y las condiciones climáticas, los obligan a desplazarse a otros lugares dando paso a la accidentalidad en las carreteras.

El estudio arrojó 76 especies afectadas, para un  total de 262 ejemplares atropellados, entre ellos zarigüeyas, tamandúas, oso palmero, sapos e iguanas, según la caracterización taxonómica los animales silvestres más afectados son réptiles con 47 individuos accidentados, 72 aves, 97 mamíferos y 46 anfibios.

Esta investigación se constituye en un punto de partida para el acercamiento con los operadores viales, que construyen actualmente los viaductos en el departamento, que permite concertar ubicación de señalización en las vías, implementación de campañas de educación ambiental, desarrollo de investigaciones sobre otros aspectos alrededor del atropellamiento vial de especies silvestres.

Cabe resaltar, que el atropellamiento en carreteras a nivel mundial es considerado como la segunda causa de pérdida de la diversidad de animales silvestres, de ahí la importancia de disminuir la velocidad y ceder el paso a los animales que se encuentren en la vía.

Ya en el 2015, Cormacarena había adelantado un estudio similar en el departamento del Meta, en el cual se concluyó que no hay medidas para prevenir el atropellamiento vial de animales silvestres. Esta carencia es aún más preocupante, decía ese primer estudio, si se tiene en cuenta que en el departamento se desarrollan grandes proyectos viales.

El estudio encontró 472 casos de especímenes silvestres atropelladas en las tres vías nacionales que fueron elegidas para la investigación, y que en su momento fueron elegidas las que comunican a Villavicencio con Granada, Cumaral —hasta la vereda Veracruz— y Puerto López.   En aquel momento, la carretera Villavicencio-Puerto López fue la que presentó más casos (226), seguida de Villavicencio-Granada (166) y Villavicencio-Cumaral (80). A su vez, estas vías fueron divididas en tramos, para identificar los puntos críticos, que son, en la primera, el kilómetro 63 (11 casos), el kilómetro 40 en la segunda (12) y el kilómetro 17 en la tercera (10).