Exposición: Retratos de paz

A través de 17 fotografías captadas en Meta, Guaviare, Cauca, Antioquia, Huila, Tolima, Norte de Santander y Cundinamarca, -regiones históricamente afectadas por la violencia-, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), antes Agencia Colombiana para la Reintegración, busca contar historias de excombatientes que han dejado atrás su paso por el conflicto armado y le han apostado a la reconstrucción de sus vidas. 
 
Como acto de apertura de la exposición fotográfica, se realizó el conversatorio ‘Sembrando oportunidades’, en el que una persona en proceso de reintegración, una víctima del conflicto armado, un representante del sector privado y un profesional de la ARN, hablaron de sus experiencias de vida y expresaron la importancia de aportar a la paz desde su propio rol. 
 
Cristian, una persona que abandonó un grupo armado para reconstruir su vida, es uno de los protagonistas de la exposición fotográfica ubicada en Villavicencio. Él expresó durante el conversatorio que «todos los seres humanos nos equivocamos y por lo tanto todos tenemos derecho a una nueva oportunidad»,sobre las preguntas que le hicieron en el conversatorio, dijo que no está en sus planes volver a vivir la guerra porque tiene una hija que lo inspira para ser mejor cada día. Asimismo agradeció a todas las personas que han creído en él y no tienen en cuenta su pasado. 
 
Por su parte, Andrés Sacristán, asesor de ruta de la ARN en el Meta, habló de la importancia de las segundas oportunidades, y destacó el apoyo de las directivas del centro comercial Viva, «quienes no han dudado en apoyar eventos y actividad de promoción de paz», dijo.
 
 Uno de los protagonistas:
 
Cristian ingresó a las Farc a los 16 años seducido por una joven, pero cuenta que al día siguiente ya se quería ir. «Tuve que pasar por muchas dificultades y era imposible salir, solo pude hacerlo hasta cuando me enfermé de leishmaniosis». Ahora Cristian se dedica a cultivar plátano, y dice que su aporte para la paz lo hace día a día al llevar alimentos a los hogares colombianos y al  dar oportunidades de empleo a las personas. Junto a Miller Reyes, empresario del sector agrícola, y víctima del conflicto armado, ha logrado establecer una amistad al punto de ser socios. Su sueño es progresar cada día más para que a su esposa y a su hija no les falte nada.