Farc no volverán a usar las armas para hacer política

Publicidad

‘Timochenko’ habló durante la firma del acuerdo del final conflicto y afirmó que espera firmar pronto el acuerdo final para que las Farc dejen de usar las armas para hacer política.

 

Por su parte el Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, declaró este jueves que a Colombia le llegó hoy la hora de vivir sin guerra y ser un país normal y en paz.

Publicidad

El Jefe de Estado encabezó en La Habana el acto de la firma del  Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, y la Dejación de las Armas, con las FARC en presencia del líder de ese grupo, ‘Timoleón Jiménez’, el Secretario de la ONU, Ban Ki-moon; los presidentes de Cuba, Raúl Castro; Chile, Michele Bachelet; México, Enrique Peña Nieto; Venezuela, Nicolás Maduro; República Dominicana, Danilo Medina y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

 

Las partes se comprometieron al cumplimiento de una “hoja de ruta” que contengan compromisos mutuos para que a más tardar a los 180 días después de la firma del Acuerdo Final, haya terminado el proceso de dejación de las armas por parte de la guerrilla.

 

La dejación de las armas tendrá con un equipo internacional de verificación de la ONU con términos y garantías tanto para el Gobierno como para las Farc.

La guerrilla elegirá un grupo de 60 de sus integrantes que tendrán autorización para moverse por todo el país en tareas relacionadas con el acuerdo de paz. Por cada una de las 23 zonas veredales transitorias y ocho campamentos que serán instalados para el proceso de dejación, las Farc designarán a un grupo de diez personas que pueden movilizarse a nivel municipal y departamental.

 

El procedimiento para la entrega de las armas incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable, y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial en tres fases:

 

Primera fase el día del acuerdo final más 90 días donde se entregará el 30%

Segunda fase el día del acuerdo final más 120 días el 30%

Tercera fase el día del acuerdo final más 150 días el 40% restante

 

Presidente

“¡Nos llegó la hora de vivir sin guerra! ¡Nos llegó la hora de ser un país normal! ¡Un país en paz!”, expresó Santos Calderón en el acto realizado en el salón de protocolo de El Laguito, de la capital cubana.

“Compatriotas: Hoy es un día histórico para nuestro país. Después de más de cincuenta años de enfrentamientos, muertes, atentados y dolor, hemos puesto un punto final al conflicto armado con las FARC”, manifestó el Mandatario y añadió que “lograr este acuerdo nos llena de fe y esperanza”.

 

“Las balas escribieron nuestro pasado, la educación escribirá nuestro futuro”, le manifestó este jueves el Presidente Juan Manuel Santos en La Habana al jefe de las Farc, ‘Timoléon Jiménez’, a quien le obsequió un ‘balígrafo’.

Al terminar la intervención de Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como ‘Timochenko’, el Mandatario lo felicitó y le entregó el implemento de escritura fabricado con balas de fusil, que lleva inscrita esa misma leyenda.

Londoño Echeverri recibió el obsequio del Presidente Santos y lo agradeció con un apretón de manos.

Recordó que desde comienzos de los años 80, en tiempos del entonces Presidente Belisario Betancur, todos los gobiernos impulsaron valientes iniciativas para cumplir el anhelo de paz de los colombianos.

“Han sido más de treinta años de intentos para poner un punto final al conflicto con las FARC. Y hoy hemos dado el paso más definitivo en esa dirección”, manifestó.

El Jefe de Estado explicó que “no solamente se acordó el fin de las confrontaciones –con un cese de fuego y hostilidades bilateral y definitivo–, sino que también se definió un cronograma preciso para que las FARC dejen las armas para siempre. Esto significa –ni más ni menos– el fin de las FARC como grupo armado”, subrayó.

Se refirió al miedo y la incertidumbre con los que han tenido que vivir los colombianos de todos los rincones del país y de todos los sectores.

“Colombia se acostumbró a vivir en conflicto, y ya no tenemos recuerdos –ni siquiera referencias– de lo que es vivir en paz”, reconoció el Presidente.

“Lo cierto es que nos acostumbramos al horror de la guerra. Se volvió parte de la vida cotidiana”, continuó y dijo que “hoy –por fortuna–, con lo que se acaba de firmar, damos vuelta a esta trágica y larga página de nuestra historia”.

“Hoy se abre un nuevo capítulo, un capítulo que nos devuelve la esperanza, que nos permite empezar a cicatrizar las heridas, y que les da a nuestros hijos la posibilidad de no repetir la historia que tanto daño le ha causado al país”, declaró el Presidente Santos.

 

 

 

 

Publicidad