FISCALÍA IMPUTÓ CARGOS A TRES MAGISTRADOS DE LA SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE META

Se expidieron 24 órdenes de captura por 6 delitos contra seis jueces de garantías, funcionarios del Inpec, abogados, asistentes de juzgados y otros.

 

 

Con sorpresa en varios círculos de la sociedad metense se recibió la decisión de la Fiscalía General de la República, de capturar a varios funcionarios judiciales en el departamento del Meta, entre quienes se encuentran dos magistrados en ejercicio y uno ya pensionado.

 

Aunque las capturas proceden contra funcionarios judiciales, y que se realizan por decisiones diferentes a las realizadas semanas anteriores por el caso de Llanopetrol, si se suman a los escándalos de corrupción que tanto han golpeado al departamento del Meta.

 

Si bien es cierto que bajo la estrategia de la Fiscalía General denominada ‘Bolsillos de Cristal’, las investigaciones contra la corrupción continuaban en esta parte del país, se esperaba que estas llevarán a la captura de otros funcionarios y ex funcionarios, al igual que de algunos contratistas.

 

Por eso, la decisión de la Fiscalía de ordenar la captura de 27 funcionarios judiciales cayó como un baño de agua fría. Hoy, los colombianos no saben del Meta por el Torneo Internacional del Joropo, que se realiza por estos días, sino por los casos de corrupción que se presentan en esta región.

 

Esta investigación, denominada Operación Caballistas, dispuso la imputación de cargos contra los tres (3) magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Meta y se legalizó la expedición de 24 órdenes de captura contra seis (6) jueces de garantías, asistentes de juzgados, funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y abogados particulares litigantes entre otros.

 

Según la Fiscalía General, las decisiones hacen parte de una investigación contra una empresa criminal de la que al parecer formaban parte servidores judiciales y abogados litigantes, que delinquía desde el año 2013 en los distritos judiciales de Meta y de Cundinamarca, y que tenía por objeto otorgar indebidamente subrogados penales a favor de los delincuentes, mediante decisiones relacionadas con redenciones de pena, sustituciones de detención privativa de la libertad por domiciliaria y suspensiones condicionadas en la ejecución de las sentencias.

 

 Ver Comunicado de Fiscalía

 

 Los beneficiarios de estas medidas particularmente eran personas procesadas por delitos de homicidio, concierto para delinquir y tráfico ilícito de estupefacientes, según lo tiene acreditado la Fiscalía.

En audiencia de imputación, programada para el 10 de julio próximo, la Fiscalía le solicitará al Tribunal Superior de Bogotá que les imponga medida de aseguramiento a los magistrados Fausto Rubén Díaz Rodríguez, Alcibíades Vargas Bautista y Joel Darío Trejos Londoño.