Gobernación no va a hacer ninguna intervención al colegio Nuestra Señora de la Paz

Fotografía cortesía de Camilo Aguirre

Después de la preocupación de la comunidad escolar ante la posible reducción del área del plantel, Julián Alberto Osorio Copete, gerente de la Agencia para la Infraestructura del Meta (AIM), ratificó en el Concejo de Villavicencio, a donde fue invitado, que la Gobernación no va a hacer ninguna intervención al colegio Nuestra Señora de la Paz, que vaya en contra de la comunidad educativa, debido a las dudas y falta de información que tenían los concejales porque el trazado de la doble calzada, sector Porfía, pasa por la institución.

El funcionario enfatizó que la mejor solución, y la que está pidiendo la comunidad, es que se haga un colegio nuevo, para lo cual el contratista ‘Unión Temporal Dobles Calzadas’, se comprometió a donar los estudios y diseños, pero debido al cambio de la geometría del lote de 2.500 metros que va a entregar en cesión la firma ‘García y Vanegas’, no ha sido posible tener los diseños en fase III.

Lea también: Adjudicada licitación para segunda fase de dobles calzadas

El ingeniero Carlos Humberto Gómez, director de obra, aclaró que la intervención será en 1.400 metros que comprende la cafetería, un salón, aula de sistemas, la portería, parte del polideportivo y la zona de administración. El resto no se afectará, por lo que el avalúo que se hizo por cerca de 1.300 millones de pesos no alcanza para la construcción de un colegio nuevo, que estaría por el orden de 12.000 a 15.000 millones de pesos.

Explicó que en una afectación normal el propietario del predio tendría que construir la zona demolida en otro sector, pero para este caso, la ley les permitió reconocer el valor de compensación (que es más alto) y no catastral, considerando que por la depreciación y que el terreno está en sector rural, el avalúo sería muy bajito.

Recordó que desde que comenzó el proyecto se ha venido trabajando de la mano de la comunidad, la mesa social y las veedurías, quienes expresaron la necesidad de contar con una infraestructura nueva porque la actual está en muy mala condiciones.

Si no hay recursos no hay proyecto, si no hay proyecto no hay diseño, y si no hay predio no hay diseño, y estamos en ese círculo, dijo el ingeniero, quien reiteró que por eso la Unión Temporal va a donar los estudios y diseños, y entre la Gobernación y la Alcaldía se definirá la financiación de la obra.