Gobernadora exige conocer cronograma de demolición del puente de Chirajara

De acuerdo con la concesionaria Vial de los Andes (Coviandes,) la implosión del puente atirantado de Chirajara se hará en mayo de este año

Marcela Amaya, gobernadora del Meta, exigió estar al tanto del plan de contingencia que tendrá la vía Bogotá – Villavicencio cuando inicien los trabajos de demolición de la infraestructura que quedó en firme del puente Chirajara.

Así lo expresó la mandataria luego del pronunciamiento que en tal sentido hizo el ministro de Transporte, Germán Cardona, quien afirmó, además, que el concesionario Coviandes será quien pague el ciento por ciento del nuevo puente que se construirá.

 

Se hace necesario, dijo la Gobernadora, que no se cometan los errores del pasado, donde por un cierre improvisado de la vía la economía de la región se vio afectada en cerca de 53.000 millones de pesos. También reiteró Amaya que ya han enviado oficios al Gobierno nacional y a la entidad vial informando sobre todos los esfuerzos que ha hecho el Gobierno de las Oportunidades para seguir consolidando al Meta como departamento turístico por excelencia.

“Es necesario que desde el Gobierno nacional tengan en cuenta que tendremos la versión 50 del Torneo Internacional del Joropo del 28 de junio al 2 de julio. Por eso requerimos que las obras de demolición se den con verdadera planificación y planes de contingencia comunicados a tiempo tanto a la Alcaldía de Villavicencio como a la Gobernación del Meta y por supuesto a la comunidad en general”, manifestó la mandataria Marcela Amaya.

 “La información sobre la demolición de la pila y la nueva construcción de la infraestructura solo se ha conocido a través de los medios de comunicación nacional, pero a mis manos ni a ninguna autoridad de la región ha llegado un documento oficial al respecto”, expresó con preocupación y extrañeza la mandataria.

No hemos sido notificados formalmente y esos son los reclamos que hacemos desde este Gobierno. Requerimos articular esas decisiones y que no se causen los traumatismos del pasado con acciones que eran necesarias para preservar la vida de la comunidad, pero que debían ser planificadas”, puntualizó.