Humedales se evaporan

El POT del año 2000 había identificado 28 cuerpos de agua que podrían ser humedales, pero hoy existen unos seis. Muchas zonas de reserva están en terrenos privados.

En Villavicencio hay seis humedales en el Registro Único Nacional de Áreas Protegidas (Runap), aunque profesionales de la defensa del medio ambiente defienden la idea de que son muchísimos más.

En ese registro hay cinco humedales de Villavicencio declarados bajo la categoría de Áreas de Recreación, que son el humedal Charco Oasis, que tiene un área de 10,7 hectáreas y está cerca de Llanabastos, Vizcaya y Hacaritama; el humedal Calatrava, con un área de siete hectáreas, cerca al barrio Villas del Alcaraván; el humedal Coroncoro, de 30 hectáreas y cercano a los barrios Manantial, Bosques de Abajam y Covisán; el humedal Zuria, de 67 hectáreas, y el humedal Caracoli, de 33 hectáreas.  El otro humedal reconocido en el registro de áreas protegidas tiene 294 hectáreas, lo ampara la figura de Distrito de Conservación de Suelos y es el humedal Kirpas – Pinilla La Cuerera.

La anterior información se basa en los datos del Runap y en el documento ‛Los humedales de Villavicencio’, elaborado en el 2014 por Juliana Lázaro y Maira Moya, estudiantes de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la Unimeta. En este documento se encuentra información acerca de la fauna y la flora que habitan algunos de estos humedales y de los problemas que los han venido afectando, como las basuras, la tala ilegal y la presencia de personas que van a estos lugares para consumir droga.

Nathaly Rojas, reconocida ambientalista defensora de los humedales, estos ecosistemas también afrontan problemas como la caza, las malas prácticas agrícolas y ganaderas y la falta de cultura ambiental de las personas:

“Esto es culpa de todos, porque no solamente las entidades ambientales tienen que velar y hacer educación ambiental, sino por ejemplo en los barrios también deberían existir programas de educación ambiental ligados a las juntas de acción comunal”.

Sin embargo, lo que sí les corresponde a las entidades es vigilar y hacer seguimiento al estado de los humedales. Según la Asociación de Ingenieros Ambientales del Meta,” a las autoridades les falta estrategia para la conservación y preservación del medio ambiente. De nada sirve celebrar el día del humedal, si no se tienen acciones”.

Es por ejemplo el humedal de La Madrid, ubicado en este proyecto de vivienda de la Comuna Ocho. Éste aunque no está en el registro de áreas protegidas, tiene las características ambientales, ecológicas e hídricas de los humedales. Ese problema es la expansión de proyectos de construcción a las áreas más frágiles, es decir, la invasión de espacios vitales en la naturaleza por parte del ser humano.