Inició campaña para evitar quemados en Villavicencio

La utilización de pólvora en las fiestas decembrinas aún no se ha logrado detener en las principales capitales del país, sin embargo, en la capital del Meta la Policía Metropolitana de Villavicencio ha aumentado sus controles y restricciones para evitar que esta navidad se presenten niños quemados.

Mediante la campaña “quemando la pólvora ilegal”, las autoridades quieren generar conciencia sobre la premisa de que no solo es la pólvora lo que quema y, por eso, a través de estrategias lúdicas y educativas, y haciendo uso de materiales como pendones, rimas, cuentos y presentación de marionetas busca incentivar a los menores para que sean ellos quienes participen activamente en la prevención de riesgos en sus casas.

“La idea es que está navidad no se presenten ni un solo niños quemado en la ciudad ni su área metropolitana”, señaló el intendente Miyagui Ramirez de la policía judicial (Sijin) de la Metropolitana de Villavicencio.

En el marco de esta campaña, la Policía Metropolitana de Villavicencio incautó un cargamento de pólvora ilegal avaluado en cerca de $30.000.000.

La incautación de este material se llevó a cabo a la altura del peaje de Pipiral, en el kilómetro 76+800 de la carretera Bogotá-Villavicencio. Según las autoridades, el vehículo que provenía de la capital del país, venía con destino a la capital del Llano y el municipio de Acacías, donde sería comercializado este material explosivo.

La Cruz Roja Colombiana Seccional Meta, también se une a esta iniciativa con la campaña “sin pólvora no hay dolor y la fiesta funciona mejor”, que arrancará este seis de diciembre en diferentes barrios de la capital del llano, donde se adelantarán actividades lúdicas con los niños. La campaña finalizará el 14 de diciembre con una jornada de donación de sangre en el parque central de Villavicencio.

Los encargados de desarrollar esta iniciativa serán los voluntarios juveniles de la entidad, señaló Eduardo Rozo, director de la Cruz Roja Seccional Meta.