Jóvenes, otra forma de comunicación

En la planta de tratamiento del barrio Villa Lorena, los jóvenes plasmaron en las paredes la gestión de la comunidad por el agua.

Villavicencio se convirtió en el epicentro de una importante confluencia de comunicación: el I Encuentro de jóvenes reporteros/ as populares del Meta y Santander y el III Foro de comunicación para el cuidado del territorio y la construcción de paz territorial.

Este evento, organizado por el colectivo y medio de comunicación alternativo El Cuarto Mosquetero, permitió visibilizar y analizar problemáticas sociales y ambientales que imposibilitan construir un país en paz, y en el que además los jóvenes tuvieron un papel protagónico, ya que sus voces, sus formas de ver el mundo, eran consideradas importantes.

Inicialmente, el domingo 5 de mayo, el barrio Villa Lorena empezó a llenarse de rostros que iban por primera vez a este sector a conocer la experiencia de los acueductos comunitarios de Villa Lorena y Playa Rica, y de paso conocer a quienes, como ellos, estaban en procesos de formación con El Cuarto Mosquetero. La lluvia no impidió que unos 100 jóvenes de Villavicencio y Restrepo (Meta); El Peñón, Betulia y Zapatoca (Santander), además de Norte de Santander y Caquetá, intercambiaran experiencias. Al conformar grupos de trabajo, quienes estuvieron en la mesa de radio crearon cuentos, noticias y spots publicitarios sobre la experiencia de los acueductos del sector, problemáticas ambientales en sus espacios de confluencia y el cuidado del territorio.

Por otra parte, bajo la dirección del artista ‘Showy’ de Quinta con Quinta, organización social del Norte de Santander, los participantes plasmaron en las paredes de la planta de tratamiento de Villa Lorena, un gran mural relacionado con la gestión del agua. La mesa de fotografía se llenó de composiciones capturadas con mensajes construidos con luces sobre lo que significaba para ellos la paz, y cómo para lograrla también se deben respetar los derechos de la naturaleza.

Finalmente, la mesa audiovisual se enfrentó a dos momentos: uno, en el que el primer grupo que asistió a la caminata ecológica no pudo acceder a la bocatoma de Villa Lorena, ya que algunas personas alegaron que era propiedad privada, lo cual sirvió de inspiración a la comunidad juvenil para crear piezas reflexionando sobre la propiedad privada y las servidumbres.

El segundo grupo sí visitó sin problemas la bocatoma de Playa Rica y disfrutó la historia de resistencia que tiene este acueducto. El día se cerró con la intervención de los representantes de ambos barrios, quienes relataron las historias de sus acueductos.

Así mismo El Cuarto Mosquetero enfatizó en que pese a que las actividades pretendían generar vínculos y ser divertidas, se hizo en este sector porque la comunicación como dijo Kaplún tiene que ser transformadora, tener al pueblo como generador y protagonista y por ejemplo el deber de un comunicador popular es estar en las necesidades más sentidas de la comunidad, no debe temer untarse
de barro, de escuchar directamente a la otredad, tiene que amplificar las voces que han sido ocultas. ¡Necesita ser transformadora! El día lunes, el evento respaldado por Fondo Lunaria, GIZ con su programa Propaz, Acer Agua Viva, Alcaldía de El Peñón, Movimiento Ríos Vivos, la Corporación Unificada Nacional y la Universidad del Meta, cumplió con las expectativas de los espectadores.

El III Foro de comunicación para la defensa del territorio y la construcción de paz territorial, se llevó a cabo en el auditorio Julio Florez de la Unimeta, el cual tuvo total aforo de estudiantes universitarios y de secundaria. *Historia completa en www. elcuartomosquetero.com

Publicidad