La gota que rebosó la copa

Los daños del 26 de agosto pasado acabaron por hacer admitir a la administración municipal que ya no hay plata para atender las nuevas emergencias del acueducto.

En medio de la peor crisis en al historia de la EAAV, las acusaciones de malos manejos del Concejal Harman y de la falta de plata, surge la única esperanza para los usuarios: una nueva bocatoma ara lo cual no hay dinero por ahora.

El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) Jaime Jiménez Garavito, no duda en decir que este año el sistema de acueducto de la capital del Meta ha afrontado la peor emergencia en toda su historia, desde que fue entregado a la ciudad hace un poco más de 20 años.

Primero, el 12 de mayo, un derrumbe de la montaña, en el sitio conocido como La Garganta, arrasó con 120 metros de tubería que obligó a diseñar de manera quirúrgica la reparación en esta altura. Los arreglos, después de cuatro meses, no se han empezado a hacer debido a que el invierno ha impedido subir a la montaña, en helicóptero, todas las piezas que se necesitan, y en cuya cima se tendrá que montar un teleférico para bajar las piezas hasta el fondo del cañón.

Luego, el 26 de agosto pasado, una avalancha se llevó prácticamente todo el sistema de bocatoma del acueducto, además de una retroexcavadora que se mantenía en el sitio para emergencias. La creciente fue tan grande, que en el recorrido los funcionarios hallaron tubería que aún no saben a qué tramo corresponde.

Esta fue la gota que rebosó la copa. El alcalde Wilmar Barbosa admitió que ni la empresa de acueducto ni la alcaldía tienen los recursos suficientes para construir la solución definitiva a esta problemática que se da cada año y que ya tiene los diseños de una bocatoma alterna, por el orden de los 32.000 millones de pesos.

En medio de este ambiente de incertidumbre, pues las lluvias no disminuyen y en cualquier momento otro derrumbe podría acabar con lo que queda de bocatoma, las denuncias por malos manejos de los dineros sobre la EAAV, que hace el concejal Felipe Harman, agravan la tensa situación que vive la empresa.

Mientras el concejal ha insistido en decir que cada emergencia del acueducto es aprovechada para destinar rubros sin planeación y más bien para favorecer intereses diferentes a los de dar solución definitiva a los problemas del sistema, Jiménez ha mostrado los contratos que se han realizado y manifiesta que todo se ha hecho con la compañía de la Contraloría y con actuaciones transparentes.

Lo cierto es que más allá de los fuertes cuestionamientos de un lado y las acusaciones de aprovechar la emergencia con intereses politiqueros de otro, hoy la ciudad no tiene forma de resolver pronto su sistema de acueducto.

La única esperanza es que el alcalde Barbosa logre convencer al Ministro de Vivienda que es necesario construir esa segunda bocatoma para la ciudad.

“Después de todos los estudios, la primera etapa del proyecto vale 15.000 millones de pesos y la segunda 17.000 millones, para un valor total de 32.000 millones, aclarando que la primera fase será totalmente funcional, es decir, que con 15.000 millones de pesos, prácticamente se solucionarían los inconvenientes que está generando el actual sistema de acueducto de la ciudad”, sostuvo el Gerente de la EAAV,durante una rueda de prensa la semana pasada.

La idea es sencilla pero costosa: se trata de construir una línea de aducción en la quebrada Blanca, ubicada en la vereda María La Alta, en un sitio que por su topografía no tendrá problemas de derrumbes, avalanchas o crecientes. Esta bocatoma alterna generaría 900 litros por segundo de agua y no inhabilitaría la de Quebrada La Honda sino que la complementaría.

Para este viernes está prevista la visita del Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón y el viceministro de Agua, José Luis Acero, quienes podrían sobrevolar el sistema de acueducto. La esperanza es que el Gobierno Nacional ayude a financiar ese proyecto, pues es prioritario para el desarrollo de la capital del Meta. Invitamos a nuestros lectores para que nos sigan en redes sociales y conozcan los resultados de esta reunión.