La vía al Llano permanecerá cerrada hasta el martes

La situación en la carretera Bogotá- Villavicencio cada vez es más crítica. Los deslizamientos de tierra que se han presentado desde el domingo en la noche en el kilómetro   58+000 mantienen obstruidos los dos carriles de la vía, razón por la cual no se ha permitido el ingreso de personal y maquinaria a la zona  para adelantar labores de remoción, pues no existen condiciones de seguridad.    

Por su parte, en el kilómetro 64+200, otro punto que se ha visto afectado por las fuertes lluvias de las últimas horas, se iniciaron las labores de limpieza del Jarillón, aunque existe todavía bastante lodo sobre la calzada, informó Coviandes.    

 Así las cosas, continúa el cierre preventivo en el carreteable, el cual se extenderá hasta este martes, siempre y cuando las condiciones climáticas y de seguridad lo permitan.  

De otro lado, Coviandes informó se adelanta la instalación de los baños públicos en diferentes sectores del corredor vial, compromiso adquirido en el Puesto de Mando Unificado de la semana anterior, que lideró el presidente Iván Duque y los gobernadores de Meta y Cundinamarca.     

En los puntos de control de la vía concesionada, no se encuentran vehículos represados que tengan como destino las ciudades de Villavicencio y Bogotá, dado el apoyo y coordinación de la Policía de Tránsito y Transporte.

Publicidad