«Esta semana se profundizará paro de maestros», ADEM

El paro nacional del magisterio, que empezó el pasado 11 de mayo, convocado por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), ya cuenta con el apoyo de la Asociación de Educadores del Meta (ADEM) y parece no tener resolución pronta.

“Es un paro necesario, es un paro urgente, ante la falta de voluntad política del Gobierno en cabeza del presidente Santos. Es un paro que justifica, aclama por los derechos de los niños, de la escuela, por la implementación de políticas que dan el sentimiento de la calidad educativa, pero los engaños de la entonces Ministra de Educación, Gina Parody, y del Gobierno prometiendo una serie de pre relativas de apoyo a la educación pública, hicimos un paro en el 2015 hicimos unos acuerdos en mayo y el Gobierno no nos cumple, por el contrario, se burla” expresó Albeiro García, tesorero de la Asociación de Educadores del Meta.

Por otra parte, el ‘Día E’ es un escenario de reflexión anual frente a la calidad y excelencia educativa, pero frente a esta definición el tesorero Albeiro Ramírez manifiesta que, “el ‘Día E’ para el magisterio nacional significa el día del engaño, es un día en donde se reúne la comunidad educativa y los docentes a programar, a planear, a medir y a comprometerse con una serie y objetivos para mejorar la calidad educativa. Y es el día del engaño porque se prometió ajustar el nivel pedagógico, salas de laboratorio, salas de bilingüismo, de informática, de química, de física y nada de eso existe”.

Además, según un informe emitido por el comité ejecutivo de Fecode, el ‘Día E’ no es una estrategia que la política educativa ha implementado para atender las condiciones y procesos de lo que debería ser la educación, sino que por el contrario la despedagogizan, la desfinancian, la someten al control del gasto público, al hacinamiento, al confinamiento en plantas físicas deterioradas que cuentan con pocos salones y sin recursos económicos para sus mejoras, con pocos profesores, sin personal administrativo, ni servicios generales, sin dotación ni recursos didácticos.

Igualmente, el magisterio y los educadores sienten indignación con respecto al ‘Día E’ porque en lugar de buscar las condiciones, oportunidades y posibilidades para mejorar cualitativamente la educación colombiana, se proponen estas estrategias cínicas con el propósito de hacer propaganda y elevar ficticiamente la imagen del presidente actual, sacrificando las condiciones de posibilidad para un mejor presente y futuro de la educación. Sabiendo que con el dinero gastado en costosas campañas de publicidad, se podría utilizar de manera directa en beneficio de los estudiantes.

De otra manera, otro de los acuerdos entre Gobierno y magisterio nacional fue “la propuesta de 3 billones de pesos para el presupuesto nacional de este año para dotar las instituciones, para renovar infraestructuras, para hacer aulas nuevas y salir de ese hacinamiento, esos corrales de hace cuarenta años y resulta que habían mil millones de pesos para todo el país, 30 veces menos en capital que habían propuesto” ratificó el tesorero. Quien también sostuvo que, el magisterio a la fecha tiene los mismos salarios que en enero del 2016 y que en condición de ser, también, trabajadores del Estado, también tienen derecho a un incremento salarial  como se le hace a cualquier trabajador con salario mínimo, y que a ellos no se les ha incrementado un peso.

Para esta semana se prevé: Este lunes reuniones informativas con os padres de familia en sitios programados de Villavicencio y los municipios del Meta. En esta capital la reunión será desde las 6:30 de la mañana en los colegios INEM, Luis Carlos Galán, de Porfía y en el Jorge Eliécer Gaitán. En estas instituciones se programarán las actividades de esta semana.

«No ha habido acuerdo de Fecode con el Gobierno Nacional, por lo tanto se mantiene y se profundiza el paro y debe escalonarse con participación de padres y estudiantes», puntualizó el presidente de Adem, Gildardo Quevedo.