‘Las Zonas Veredales no serán un gueto’: Carlos Córdoba

 

Tal vez no hay sitio donde los colombianos tengan sus ojos más puestos que en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN). Lo que allí ocurra, bueno o malo, es referencia para quienes defiende o atacan la implementación de los acuerdos de paz con las Farc.

El Meta no solo tiene tres, sino que además alberga la más grande de todas en el país, ubicada en Buenavista (Mesetas), a donde además llegarán guerrilleros presos.

Periódico del Meta (PDM) aprovechó la visita a este departamento de con Carlos Córdoba (C.C.), gerente de las ZVTN, para dialogar con él y que respondiera a las críticas frente a la instalación y su futuro. VER ENTREVISTA EN VÍDEO

PDM: ¿Cuál es el objetivo de esta visita a las zonas del Meta?

C.C.: La intención es tener un contacto más cercano con los territorios y resolver sus inquietudes. Muchas de las problemáticas se dan en la región y cerca de las ZVTN, entonces queremos que a través de la prensa se pueda atender a la ciudadanía y contarles qué está pasando y qué va a pasar.

PDM: Ha habido críticas por la demora en la construcción de campamentos. ¿cómo ha marchado esto en los últimos días?

C.C.: Las críticas las tenemos en cuenta y es importante desde la más pequeña a la más grande, pero no perdamos el contexto, y el contexto son 52 años de conflicto armado con las Farc. Entonces, todo lo recogemos, pero entendamos también que algunos quieren llenarnos de mensajes apocalípticos de “que esto ya no funcionó”, “no se pudo hacer”, etcétera. Estamos corrigiendo los errores y creemos que ya estamos muy cerca de la otra orilla del río 

PDM: Pero no negará que tuvieron complicaciones por falta de planeación…

C.C.: Tuvimos muchos problemas al inicio, muchas complicaciones de tipo logístico; hemos tenido problemas para que lleguen algunos servicios sociales como salud, pero en el balance nosotros creemos que ya hace bastante que estas pruebas están superadas.

PDM: Se pensaba que todo había quedado claro en la mesa…

C.C.: El acuerdo dedica su esfuerzo a apostarle a unas transformaciones al país en general, al país político, al país económico y al social, y aquí de lo que se habla es de la situación específica de esas personas que dejan las armas. De eso no se introdujo mayor detalle en el acuerdo y lo que hacemos Gobierno y Farc es revisar conjuntamente cómo es que tenemos hacer para resolver la situación de estas personas que están tomando una decisión tan trascendental en la vida.

Pasamos de una posición de las Farc de que solamente se requerían unas motosierras para que ellos tumbaran unos árboles y armaran unos cambuches, a cosas en las que se necesitaban generar unas condiciones mucho más amables. No es fácil ponerse de acuerdo aunque parezca una tontería para muchos.

PDM: ¿Las Farc tienen paciencia para eso?

C.C: Yo creo que en la medida que han llegado a las zonas y han visto el esfuerzo que tenemos en el día a día con los contratistas, con las vías, con eso, son muy conscientes de la situación que tenemos. Ellos han venido apoyando en ideas, en propuestas, en mano de obra como se pactó. Tenemos de todo, algunos jefes que se oponen a cosas, que no les gusta, que ponen problema, también tenemos gente muy colaboradora en esto, y el ambiente es de cooperación.

PDM: ¿Qué va a pasar con toda esa infraestructura que quedará en las ZVTN?

C.C.: Las zonas legalmente se terminan en el D+180, que es lo que está pactado en el acuerdo de La Habana. El Gobierno y las Farc revisan de manera conjunta qué va a pasar con las infraestructuras de los campamentos. El Presidente ha dicho: “yo estoy dispuesto a considerar que algunas de esas infraestructuras se usen más adelante para temas de incorporación, para trabajos con las comunidad, etc. Siempre y cuando se cumplan dos de los objetivos de las zonas que son, uno: dejación de armas y dos: tránsito a la legalidad. Debemos tener un inspector de Policía en cada uno de estos sitios, debemos habilitar esas zonas comunes para que sean usadas por la comunidad, para que la  Junta de Acción Comunal haga sus reuniones, para que la Asociación de Víctimas del Conflicto use la cocina de manera comunitaria. Es, no pensar que esto va a hacer un gueto de las Farc sino que necesitamos hacer un ejercicio de integración.

 

PDM: A propósito, ¿en los 180 días sí dejan las armas o habrá necesidad de prorrogar un poco más?

C.C: Hoy lo que está pactado es el D+180. Si se va hacer una modificación, las dos partes tienen que sentarse y llegar a un acuerdo.

PDM: ¿Qué debe darse?

C.C.:  Tiene que darse el tránsito a la legalidad. Las Farc estrega un listado a sus hombres y el Gobierno Nacional hace una revisión detallada de estas personas para verificar que sí hagan parte de la guerrilla.

PDM: ¿Le preocupa las diferencias en número de armas a entregar?

CC: En este último mes yo he escuchado como cuatro o cinco versiones del número de caletas que hay, por eso es tan importante que Naciones Unidas tenga inventariadas todas.

PDM: La Gobernadora del Meta decía que ella y los alcaldes se sienten solos porque les soltó una responsabilidad muy alta

C.C.: El Gobierno Nacional, en esta primera fase lo que hemos querido, en la práctica, es no echarles a los mandatarios territoriales tantas responsabilidades. Nosotros nos hemos encargado de buscar los terrenos, arrendar y trabajar los terrenos, de buscar las conexiones de servicios públicos, de adecuar las vías, toda esa responsabilidad ha sido del Gobierno Nacional. Tal vez hemos pecado que en algunas cosas nos han ayudado más los gobiernos territoriales, pero agradecemos mucho a la Gobernadora Marcela Amaya que nos ha ayudado en muchas cosas y los alcaldes en los tres municipios que han estado siempre dispuestos a colaborarnos.

PDM: ¿Les llegarán más responsabilidades a los mandatarios locales?

C.C. En los territorios tendrán que empezar a estructurarse los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), es allí donde tiene que darse el plan de implementación de los acuerdos y la manera en que funcionará ley de tierras aquí en el Meta y en estas zonas.

PDM: ¿La responsabilidad de la Gobernación serán después del D+180?

C.C: Sí, nosotros estamos muy contentos de todo lo que hemos obtenido, no quisiéramos cargar a los gobiernos territoriales de responsabilidades sobre esto, ya que es un tema que le corresponde al Gobierno Nacional. Lo que sí esperamos es trabajar mucho más de la mano con ellos, poderlos convocar más en los proyectos de posconflicto.

PDM ¿Cuándo empezarán a comprarles a los tenderos de las ZVTN?

CC: Ya les están comprando, incluso con cosas que no necesariamente son más  baratas en los pueblos.

PDM ¿Cuánto le cuesta al país todo esto?

CC: Primero que todo, sí cuesta, y cuesta unos recursos importantes, pero esto no cuesta ni una milésima parte de lo que costaba la guerra y eso importante recalcarlo. Segundo, nuestro principal aliado para la ejecución de estos recursos es un fondo que se creó hace 20 años para este tema de desmovilización de grupos armados, que es un fondo de programas especiales para la Paz ‘Fondo-Paz’ adscrito a la presidencia de la República. Es un fondo público, pero para contratar puede tener o usar derecho privado. Lo que contrata el Fondo-Paz son las infraestructuras inicialmente, cómo se contrataron estas infraestructuras, se buscó a quien de la institucionalidad colombiana podía hacer esta clase de tareas.