lunes, 22 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

‘Los del circo tenemos la responsabilidad de no dejarlo morir’


‘Los del circo tenemos la responsabilidad de no dejarlo morir’ 1
La artista buscó continuar su educación y recientemente culminó una microcredencial en formación de proyectos y montajes de artes en la Universidad de Los Andes.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

El circo tradicional tiene entre sus convicciones el pasar su legado artístico generación a generación.

Por Lina Herrera

A propósito del Festival Nacional de Circo, que se llevó a cabo la semana pasada en Villavicencio, la llanera Gina Amaya (G.A.), propietaria del Circo Mágico de Chile y directora General de la Carpa Cultural del Meta ‘Hermanos Lozada’, habló con Periódico del Meta (PDM) sobre el futuro del circo tradicional, los retos en el arte circense, y quienes tomarán las riendas de las carpas; continuando con el legado artístico y a su vez, creando nuevas generaciones para que el show pueda continuar. 

Amaya es parte de la tercera generación circense de su familia, desde niña conoció las travesías que hacen parte del montaje de un circo, y con el ejemplo de sus padres, decidió continuar con este arte.

PDM: ¿En algún momento pensó en cambiar de profesión?

G.A.: No, nunca lo contemplé, ni cuando era joven Culy ahora menos con mis hijos, quienes ya son cuarta y quinta generación. Siempre me inculcaron y me enseñaron el amor por el circo. Este era uno de mis proyectos de vida, tener una carpa de circo, mi sueño en la juventud fue ser dueña de un circo, nunca contemplé cambiar de carrera, ni de vida.

PDM: ¿Cómo ha sido compartirles el arte circense a sus hijos y que estos sean las siguientes generaciones?

G.A.: Es llevarlos por ese camino y demostrarle lo maravilloso que es el mundo del circo. No he tratado de llevarlos a las malas u obligarlos. Ellos ven que la mamá ama el circo, que hemos podido salir adelante, que hemos tratado de que sea vea ante la sociedad como una profesión, un arte con mucha dignidad y respeto. Entonces, ellos se han ido enamorando y han aprendido mucho del circo y ahí van, ahora son los grandes artistas del Circo Mágico de Chile. 

PDM: En el tema de educación, ¿los niños circenses cómo asisten al colegio?

G.A: Para nosotros los del circo tradicional, hace 20 o 30 años atrás era imposible. Viajábamos de pueblo en pueblo con nuestras carpas, no tuvimos estudio. Los conocimientos que tenemos fueron a través de nuestros padres, somos muy empíricos. El estudio fue muy difícil. Hoy en día el estudio para los niños se facilita con tanta tecnología, con el estudio virtual, así que con mis hijos no he sufrido tanto con ese tema, pero a mí y a muchos artistas de circo tradicional nos tocó limitarnos. 

PDM: ¿Para usted qué es el circo tradicional?

G.A: Es toda una vida, porque son muchos conocimientos a través de los años de varias generaciones: mis abuelos, mis padres, entonces es toda una vida para nosotros. Para mí lo es todo y una de las grandes luchas que yo he tenido en mi vida, que el circo tradicional se dignifique y se le dé su lugar, porque eso no es un trabajo de ahora, eso lleva generaciones. Hoy en día se le está dando ese lugar al circo tradicional. No sé qué sería mi vida sin este arte. 

 PDM: ¿Cómo ha sido la llegada de la modernidad en el arte circense?

G.A.: Difícil. Hubo un tiempo en que el circo trató de extinguirse. Esa es la realidad, debido a la modernidad con la llegada de la tecnología, los celulares. Antes era muy fácil que el niño llegara al circo, antes el niño obligaba al papá a venir al circo, hoy el papá obliga al niño a salir de la casa para ir algún un evento; pero eso hacemos los que tenemos carpa, los que tenemos familia tradicional, no dejamos morir estos templos tan hermosos como son los circos.

PDM: ¿En qué se basa esa ‘lucha’ para no dejar morir al circo?

G.A: Nosotros tenemos una fundación llamada ‘Fundación circense de Colombia’ el eslogan es “para que el arte del circo nunca muera”, vamos a luchar para que esto siga y algún día sea patrimonio de la humanidad y del mundo. 

PDM: ¿Qué es lo que está en medio del circo tradicional y el circo contemporáneo? ¿Qué los diferencia?

G.A.: La modernidad y que no son de familia tradicional. Esa es toda la diferencia, pero de qué hacemos circo y hacemos arte es lo mismo. De pronto ‘tradicional’ es como un apellido que tenemos nosotros, venimos de una familia y una generación, pero de resto hacen circo. La modernidad son chicos nuevos, que experimentan, que están estudiando para aprender el arte del circo. Nosotros no buscamos aprender, nos educaron y llevaron por esa línea, y el circo fue nuestra casa. Los chicos de circo contemporáneo vienen, experimentan y se vuelven unos grandes artistas.

PDM: En el circo se ven niños muy pequeños, ¿cómo les inculcan la idea del circo tradicional? 

G.A: Simplemente le entregamos el legado porque ellos nacen acá, crecen acá. Por ejemplo, hay una niña de 5 años que se presentó en la función llanera, es bisnieta de mi papá, ya va en quinta generación. Ellos nacen, forman una familia y sigue la próxima generación; no es que uno los lleve, es la línea que a uno le toca y no dejamos morir esas generaciones. Siento que los del circo tradicional tenemos la responsabilidad de no dejarlo morir, tenemos que seguir la herencia que nos dejaron y debemos dejárselo a nuestros nietos.

PDM: Es decir que esas nuevas generaciones van a ser sus hijos y nietos…

G.A.: Es lo que espero y aspiro. En un tiempo era mi papá quien administraba el circo, hoy en día soy yo, ya le estoy entregando tranquilamente el legado a mi hijo mayor. Va a llegar el momento en que ya no voy a estar administrándolo, sino que va a ser él y con él seguirán sucesivamente las generaciones. Se van cambiando los roles como en las grandes empresas. 

PDM: ¿Cuáles son los desafíos que persisten a lo largo de los años para el circo? 

G.A: Siempre ha sido para nosotros la tramitología, los permisos para instalar una carpa. Para la sociedad, cuando ven una carpa armada solo ven lo bonito, “¡ay el circo!, lo armaron ahí”, pero detrás de esto hay una tramitología muy pesada para nosotros, y lo he expresado públicamente; no tenemos apoyo del Gobierno Nacional, no contamos con terrenos, con espacios. Es muy difícil que nos den los permisos en las alcaldías, entonces eso no ha avanzado, desde niña he visto ese problema.

 PDM: Cuando se prohibió el uso de animales en los circos se creyó que se acababa el espectáculo, ¿cómo se resaltaron otras actividades? 

G.A.: Yo creo que fue un mito que se creó, porque el circo tradicional no era solo los animales. Y si las personas recuerdan, ellos hacían parte del espectáculo, pero detrás de ellos estaban los acróbatas, los malabaristas, los trapecistas, el payaso. La función no lo hacían solo las jirafas, los elefantes y demás. Los retiraron y lo que hicimos los de circo tradicional fue reemplazarlos con actos más sorprendentes; llegó el péndulo de la muerte, los vuelos, las acrobacias; perfeccionaron con el proyecto de quitar los animales. 

PDM: ¿Cuál fue un momento crucial en su vida circense?

G.A: Hace dos años estaba muy triste y sentía que nos estaban arrumando. Cuando ocurrió la pandemia pensé que tendría que buscar otro rumbo, hoy en día, digo que no. Levanté mi voz de protesta ante el Ministerio de Cultura, hemos logrado que nos reconozca como área, hemos logrado muchos objetivos que teníamos nosotros, uno de ellos es tener un festival en el departamento del Meta. 

PDM: ¿Cómo incentivar a los jóvenes para que se interesen por el arte circense?

G.A.: Que lo vean más como una profesión. Si supieran lo bonito que es eso, familiar y económicamente los incentiva. Sí sienten ganas de explorar todo lo que tiene que ver con arte circense, que lo hagan, eso es una profesión. Gracias a Dios está muy dignificado, porque muchos artistas de Colombia se están presentando a nivel mundial. 

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales