‘Más allá de la presión, el compromiso es la vía’: Presidente de la ANI

El km 58 es uno de los puntos más críticos.

El presidente de la ANI dice que en el Gobierno Nacional son conscientes de la urgencia, que se adelantan las obras y lamentó que el contrato de concesión haya dejado de lado los puntos críticos.     

La pesadilla del kilómetro 58 en la vía al Llano regresó después de más de dos años. Los más puntos críticos volvieron a afectarse con la ola invernal, cerrando la vía de manera prolongada dos veces en una semana. La noticia cayó como un baldado de agua fría pues la incertidumbre sobre la economía llanera volvió a pender de una montaña, y ahora del río Negro. 

Lea: Otra vez la vía al Llano no aguantó la lluvia

Precisamente, algo que llamó la atención en esta emergencia fue que tramos que se consideraban ya superados, terminaron afectados. Uno de ellos era el de la quebrada Estaquecá, que hasta hace  más de una década era “el kilómetro 58” de ese entonces y determinaba cuándo abrir o cerrar la carretera.  Con la construcción de un viaducto se creía resuelto el problema, pero la semana pasada se desbordó el afluente, saturando con lodo y piedra la carretera en ese punto.

La Veeduría Ciudadana Vial del Meta sostuvo que las inversiones realizadas se canalizan en obras civiles, dejando de lado la estabilización de las laderas, “por esa razón urge que el Gobierno Nacional incluya en su presupuesto los dineros requeridos y necesarios para definir un plan de estabilización de los 136 puntos críticos”.

Aunque la veeduría admitió el buen comportamiento del tablestacado en el kilómetro 58 que ha evitado cierres más prolongados, igual la veeduría reclama las graves consecuencias por la caída de enormes rocas, y pide prioridad en el manejo de la ladera entre este punto y la Quebrada Seca.

Desde Fenalco Meta se advirtió que el impacto económico asciende a los $50 mil millones, cuando la vía se cierra 24 horas. El comercio y alojamiento que representa el 12% de la economía de la región reciben un impacto muy negativo al disminuir ventas y por otro lado la cancelación de reservas de hoteles, fincas de descanso y otros de la cadena del turismo.

“No más paños tibios ni anuncios para calmar los ánimos. Los comerciantes, empresarios y la comunidad en general están cansados de arreglos a medias» expresó Jorge Andrés Arango, Director Ejecutivo de Fenalco Meta.

Le interesa: Durante una semana habrá cortes de agua en Villavicencio

Y la veeduría indicó:  “El sector productivo de los Llanos Orientales se encuentra afectado por las demoras y cambios en las operaciones logísticas, que traen como consecuencia el incremento en los costos e incertidumbre para viajar. En el cierre de 2019, las empresas de la región afiliadas a la ANDI pagaron sobrecostos logísticos por más de 1.200 millones de pesos”.

Pidió al Ministerio de Transporte y a la Contraloría General de la República, que se desarrollen y vigilen todas las actividades requeridas para evitar una tragedia, disponiéndose de las inversiones que sean necesarias con el fin de salvaguardar la vida de quienes transitan por ese corredor vial.

Que sea prioridad de la Agencia Nacional de Infraestructura, Instituto Nacional de Vías y Ministerio de Transporte recuperar la bancada en el km 46, construir el viaducto del km 58, el túnel falso del km 64, la estabilidad de la ladera en la vía antigua saliendo de Villavicencio en el km 66, además, ejecutar el plan de manejo de tráfico que garantice la libre y segura circulación.

La ANI

En diálogo con Periódico del Meta, Manuel Felipe Gutiérrez Torres, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), indicó el contrato de concesión tiene falencias en su estructuración y eso no se puede negar, pero el trabajo de la entidad es resolverlo, por lo que entiende las preocupaciones de los gremios.

Sobre el tema de Estaquecá dijo que es de complejidad y tiene que ver con el crecimiento del cuerpo de agua de ese afluente y de los demás ríos.  Allí se harán unas labores de contención apenas baje el caudal con muros para recuperar la transitabilidad de la calzada, por lo que el flujo vehicular se envía por el túnel Renacer de manera bidireccional.

“Los puntos críticos se han tenido pendientes, pero tenemos un contrato de concesión que dejó excluidos esos sitios. Al llegar detectamos más de 184 puntos críticos pero no había recursos y la intervención total costaba $500.000 millones de pesos. Hasta hoy ya tenemos $350.000 millones de pesos y se ha ejecutado una parte importante”, sostuvo el funcionario.

Aseguró que en el primer tercio de la vía al Llano se atendieron puntos críticos y por esta razón no han presentado situaciones significativas recurrentes; mientras que en el segundo tercio se han intervenido puntos relevantes como en el km 64 donde se hicieron obras que, según Gutiérrez, no han fallado, al igual que otras que se han hecho para contener la montaña.

Señaló que Invías ya tiene abierta la licitación para la construcción del viaducto en el km 58 por 150 mil millones de pesos, ordenados por el Gobierno Nacional.

“Nos faltan cerca de $100.000 millones en inversión pero es un tema que tenemos que dejar resuelto antes de terminar el Gobierno del presidente Duque.  Comprendo y comparto la posición d ellos gremios, pero más allá de la presión política, nuestro trabajo es resolver la situación y el compromiso es la vía”, puntualizó.