Más mujeres en las administraciones, pero pocas mujeres en las corporaciones

Mujeres Elecciones Territoriales 2019

Estas fueron las elecciones donde más mujeres participaron para disputar curules en concejos y asamblea, alcaldías y Gobernación, en los últimos 12 años.

El pasado 27 de octubre, solo el 11,8% de las mandatarias locales electas fueron mujeres, que gobernarán en 130 municipios. Estos resultados significaron una disminución en el panorama nacional del 3%, al pasar de 134 mujeres elegidas como alcaldesas en 2015 a 130 para el periodo 2020-2023, de las 1.101 alcaldías del país.

Sin embargo, en el Meta este panorama no desmejoró, por el contrario, pasó de tener una alcaldesa en el municipio de Cubarral, a seis mujeres electas para este cargo, convirtiéndose en uno de los 11 departamentos que aumentó su número de alcaldesas. Las nuevas mandatarias son Isabel Betancourt en Barranca de Upía, quien fue elegida con 1.735 votos; Marlen Mojica en Restrepo con 5.462 votos; Diana Patricia Mancera en Fuentedeoro con 3.143 votos; Marly Johana Gutiérrez en Puerto Lleras con 1.389 votos; Diana María Navarro en Puerto Rico con 3.520 votos; y Diana Evelia Mendoza en Cabuyaro con 1.759 votos.

En el último informe publicado por Sisma Mujer, analizan que, solo un departamento superó el 30% de mujeres alcaldesas y seis se ubican o avanzan más allá del 19%: entre ellos, Vaupés (33,3%), Caquetá (25%), Atlántico (21,7%), Meta (20,7%), Sucre (19,2%) y Cauca con un (19%).

Colombia es uno de los países que normativamente garantiza la equidad de género, y el equilibrio de poderes. La Ley 1475 de 2011, habla sobre la conformación de los estatutos de partidos o movimientos políticos, implicando que, dentro de las listas debe garantizarse un 30% de mujeres.

Lo cierto, es que sí ha permitido mayor participación de la mujer, en ocasiones esas postulaciones se quedan como candidaturas, sin representar paridad en cargos de elección conforme la Ley, es decir, se está cumpliendo con el 30% de mujeres inscritas, pero no la garantía de que sean electas, según el Observatorio de Género y Derechos Humanos.

Lea también: Cada vez hay más mujeres candidatas en el Meta

Como sucedió en el Concejo de Municipal de Villavicencio, donde en esta ocasión no habrá participación femenina para el próximo periodo de gobernabilidad, un gran retroceso para la equidad. La corporación pasó de tener dos concejalas, a no tener ninguna mujer electa, pese a tener 90 inscritas.

Por otro lado, la Asamblea Departamental del Meta también disminuyó la presencia de mujeres con credencial, pasando de cinco candidatas electas en el 2015, a solo dos diputadas para el periodo 2020- 2023, con Ximena Calderón, quien renovó su curul por tercera vez en la organización, y Stella Carolina León Tiria antes concejal de Villavicencio en dos ocasiones.

Si bien es cierto que hoy hay más mujeres en cargos de poder, también lo es, que el número está lejos de ser igual al de los hombres, pese a que la población de mujeres es mayor. La importancia de la mujer en estos espacios de representación es necesaria porque, primero es equilibrio de poderes, segundo, el escenario político es un espacio de toma de decisiones, de restitución de derechos y de cumplimiento de deberes. “En los cargos políticos las mujeres tienen la posibilidad de asumir un rol activo en la construcción de su organización, municipio, región y país, la importancia radica en que permite a las mujeres contribuir en la construcción de ciudadanía”, expresó Francy Moncada, Magíster en estudios de género, e investigadora académica.

Respecto a la Ley de Cuotas de género, Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia anunció en entrevista post elecciones para la FM Radio que, liderará una reforma a la Ley, con el ánimo de que las mujeres puedan ampliar su posibilidad de ocupar cargos de elección popular. Indicó, además, que los partidos políticos están usando a las mujeres como ‘relleno’ para poder cumplir con esta norma, y precisamente así se vio en el panorama nacional.

Planes de Gobierno

Las seis alcaldesas electas en el Meta, exponen en sus propuestas la importancia de priorizar a la mujer como agente fundamental en el desarrollo del territorio, generando estrategias que mitiguen los contextos de violencia que han limitado su movilidad en la sociedad.

El plan de gobierno de Patricia Mancera, alcaldesa electa en el municipio de Fuente de Oro, hace énfasis en la mujer como un grupo poblacional a la que debe priorizar para mejorar la calidad de vida.

Por otro lado, Marlen Mojica, por el municipio de Restrepo, especifica en el objetivo de su gobierno la necesidad de cerrar brechas en materia social, pirizando a las mujeres, niñas y adolescentes, enfocados en garantizar sus derechos, y disminuir la violencia en ámbito público y privado.

La alcaldesa electa de Barranca de Upía, Isabel Betancourt, destaca como eje estratégico la elaboración de programas que contribuyan a superar las inequidades que afectan a las mujeres, particularmente a las mujeres cabezas de familia, además, piensa vincular mujeres en la gestión administrativa y desarrollo social de la alcaldía, también van a ejecutar una Política Pública de Equidad de Género para las Mujeres Barranqueñas.

Sumado a estos, el plan de la alcaldesa electa de Puerto Rico se destaca el enfoque diferencial en cada uno de los proyectos, como infraestructura, sector social, en el área campesina, y en el fortalecimiento de la paz para este municipio.

En Puerto Lleras, un municipio donde las mujeres son una población representativa dentro de los grupos por sexo, Marly Johana Gutiérrez centró su atención en el principio de equidad de género, con el desarrollo de programas de atención y apoyo a la mujer en materia de equidad de género.

El Plan de gobierno de Diana Evelia Mendoza para Cabuyaro, habla sobre la concertación e implementación del Plan Integral Municipal para asegurar a las mujeres el derecho a una vida libre de violencias, junto a un modelo de intervención sostenible e integral que facilite la transformación cultural para superar cualquier forma de discriminación. Por otro lado, enfatiza en garantizar la inclusión de la mujer en el sector público, como en el sector privado.

Alcaldesas del Meta 2020- 2013

De esta manera, dicen las expertas que es de gran relevancia primero reconocer las dificultades que hay y las problemáticas de violencias basadas en género, para poder accionar sobre esos puntos, de forma transversal con otras problemáticas.