miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Más que justicia divina | Editorial


Más que justicia divina | Editorial 1
La Iglesia en el Meta ha sido duramente cuestionada por abusos sexuales contra menores.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Aunque es un tema recurrente, cada vez que se conocen detalles de cómo funcionaba la red de curas pedófilos en Villavicencio es difícil no sentir repugnancia. Esta semana el escándalo revivió, a raíz de la solicitud de perdón que hizo, durante la Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano, su presidente, monseñor Luis José Rueda.

El prelado leyó una carta en la que reconoció las violaciones cometidas por sacerdotes colombianos, entre los que se cuentan los más de 38 que son investigados en la capital del Meta, por conformar una red de niños que se turnaban para explotarlos sexualmente.

Y a pesar de ese reconocimiento eclesial, de la indignación general e incluso del llamado del Papa Francisco para que no haya impunidad en los casos, mucha de la documentación y los expedientes siguen archivados sin que se conozcan resultados sobre las investigaciones, por parte de la Fiscalía.

Tampoco solicitamos que por el afán de presentar resultados se condenen inocentes, pero la justicia no puede ser tan lenta al punto que ya varios de los curas implicados han fallecido en libertad porque nunca los citaron siquiera para escucharlos en indagatoria.

Socorro Martínez, una de las investigadoras que valientemente se dedicó a denunciar los casos, junto con la fiscal Olga Cristancho, dijo casi con desespero que a pesar de que el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía confirmó todos los datos y las pruebas que las dos entregaron, no ha sido posible presentar resultados contundentes.

Lo invitamos a leer: Este es el cordero de Dios

Creemos que no todos los sacerdotes o religiosos son así y los pecados son de unos pocos, de hecho hay muchos líderes espirituales que se involucran con las luchas de sus comunidades y terminan ganándose el cariño no solo de los feligreses, sino de otras congregaciones.

La publicación del documento ‘Líneas guía para la cultura del cuidado’, con el cual, según el propio presidente de la Conferencia Episcopal, pretenden “hacer de nuestra Iglesia un hogar seguro para nuestros niños, niñas, adolescentes, jóvenes y personas vulnerables”, es un comienzo pero no será suficiente.

Es necesario pensar en la reparación y tomar las medidas para que estos casos no se vuelvan a repetir.

En su momento, hace ya casi tres años, Periódico del Meta denunció los casos y el año anterior publicamos en exclusiva el primer capítulo del libro del periodista Juan Pablo Barrientos, ‘Este es cordero de dios’, una investigación rigurosa que cuenta varios de los casos en Villavicencio.

Hasta el momento, ni entregar las pruebas, hacer las investigaciones, publicar o indignarse ha sido suficiente. Esperamos que además de la justicia divina, la justicia terrenal alcance a hacer su trabajo.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales