‘Meta no puede seguir aislado del mundo, por vías

El representante de los palmeros dice que el siguiente gobernador (a) de este departamento debe trabajar por conectividad y mejores vías para “jugar en el mundo”.

Los dos últimos años no han sido buenos para la palma de aceite. La cotización registró el año pasado una caída de 9,2 % al pasar de 629 dólares por tonelada en 2017 a 571 dólares por tonelada en 2018, e incluso alcanzó un mínimo histórico porque en noviembre del año pasado llegó a 469 dólares por tonelada.

Todos estos bajones han hecho que muchos palmicultores se desmotiven y eso no es bueno para la economía del Meta, que sigue siendo el departamento con mayor número de hectáreas sembradas, mientras Colombia está arriba del millón 600.000 toneladas anuales.

Periódico del Meta (PDM) aprovechó la visita a Villavicencio de Jens Mesa Dishington (J.M.), presidente Ejecutivo de Fedepalma, quien asistió al encuentro regional del gremio, en el que motivó a los cultivadores para que avizoren a las perspectivas positivas.

PDM: ¿Por qué se bajaron los precios de la palma?

J.M.: En los mercados son normales estos comportamientos. Con los buenos precios que hubo en años anteriores de los aceites vegetales crecieron mucho y esa oferta es la que posteriormente hizo bajar los precios. Fueron dos años con precios muy bajos porque precisamente había altos inventarios y el mercado no era capaz de absorber eso. Ahora con precios tan competitivos empezó la demanda porque es base de la alimentación, es un ciclo natural der estos negocios y por eso no hay que desesperar.

PDM: ¿La mezcla del 10 por ciento no es suficiente?

J.M.: Se acaba de dar un paso grande al subirla al V12. Nuestro objetivo es llegar al 20 por ciento y frente a esta meta, tenemos la producción de aceite de palma necesaria para llegar a esa mezcla. Hoy hay capacidad industrial de un 80 por ciento. Del lado de la oferta está bien, por eso necesitamos que el mercado se desarrolle.

PDM: ¿Sí hay suficiente abastecimiento?

J.M.: Entendemos que hay inquietudes en algunas regiones por el abastecimiento porque nuestro aceite de vende para muchas cosas, pero es cuestión de ajustarnos a esa nueva realidad de demanda para que realmente podamos tener ese beneficio de un combustible más limpio. Aprovecho para contar que estamos en un programa de mezclas voluntarias altas y que Fedepalma da ejemplo y por eso tiene vehículos que tienen mezcla del 50 por ciento.

PDM: Con las hectáreas sembradas ¿cuál debería ser la producción?

J.M.: Con lo que hoy tenemos sembrado debemos apuntarle a las dos millones de toneladas de aceite, es decir que hay espacio para crecer con lo que ya está sembrado. Por eso les decimos a los cultivadores que más que seguir avanzando en áreas nuevas consolidemos lo que teneos y luego sí avanzamos.

PDM: ¿Cómo se consolidará el sector?

J.M.: Creo que en general hay por lo menos un 30 por ciento de las plantas en Colombia que realmente no las necesitamos y obedece más a deficiencias en la organización del crecimiento del sector que a los requerimientos reales. Muchos grupos empresariales se deben unir.

PDM: ¿Sabe si los palmeros se beneficiaron de los créditos de Bancóldex?

J.M.: La eficacia de esas medidas de emergencia es muy baja. Se hace necesario revisar rápidamente porque en el afán de dar respuestas cuando cerraron la vía puede hay cosas que se hacen equivocadamente. Puede haber buena voluntad pero no solo se necesitan bonitos anuncios sino que esas ayudas aterricen a los productores. Varias medidas, no solo las de financiamiento, tienen cosas por corregir.

PDM: Antes de elecciones dijo que la mejor opción era Duque: ¿piensa hoy lo mismo?

J.M.: Tenemos un presidente que lo viene haciendo bien, con dificultades, pero apoyamos su firmeza para acabar con prácticas que traen corrupción. También entiende que la empresa es la mejor forma de traer bienestar y generar empleo.

PDM: ¿Qué esperan del próximo gobernador (a) del Meta?

J.M.: Los desafíos son múltiples. Lo que se necesita en todo caso son gobiernos eficientes y que llegue gente idónea y con ganas de servir. Para un sector como la palma donde ya hay exportación uno quisiera que un gobernador priorizara la conectividad con los puertos de exportación. El Meta no puede seguir aislado del mundo, esta región debe jugar en una cancha más grande que es el planeta entero y no solo con Bogotá.

PDM: Es volver a hablar de  los grandes proyectos de conectividad…

J.M.: Claro. Es poner sobre la mesa el proyecto del ferrocarril de los llanos para mover las mercancías con competitividad; se necesita hablar de la navegabilidad del río Meta para llegar a mercados internacionales; el tema de las vías terciarias y obviamente mejorar los aspectos sociales como la educación y la vivienda.

PDM: ¿Cómo los afectó el cierre de la vía al Llano?

J.M.: La Orinoquia es la principal región palmera del país que representa cerca del 40 por ciento de la producción de aceite de palma nacional. El cierre de la vía al Llano ha sido un tema que nos ha golpeado muchísimo.

PDM: ¿Han cuantificado las pérdidas?

J.M.: Hemos estimado un impacto sobre nuestra actividad alrededor de 6.000 millones de pesos mensuales, es decir que bordeamos los 20.000 millones en sobrecostos sin medir otras consecuencias que los habrá a mediano plazo