Misión: Reforestar Mapiripán

Empresa privada y comunidad ahora piensan en proyectos conjuntos. En las instalaciones del Ejército en este municipio germinaron las semillas para generar cuerpos protectores de agua en la región.

 

Las nuevas misiones del Ejército, la voluntad de la empresa privada y las esperanzas de paz de la comunidad, hacen que sean posibles que las historias de guerra ya no sean las que ganen espacio.

La Fundación Poligrow y un grupo de habitantes mapiripenses se unieron en un ejemplar proyecto de reforestación en esta zona del Meta, tristemente célebre por el dolor que dejó allí el conflicto.

Lo hicieron alrededor del proyecto de ampliación de la cobertura boscosa de caño las Brisas, enmarcado dentro de un programa de reforestación de sectores de importancia como protectores de cuerpos hídricos en cabecera municipal de Mapiripán, a través del cual se ha iniciado la recuperación forestal de un área que ya se acerca a una hectárea. Pero desde ya, tanto el Ejército como la compañía han acordado seguir trabajando conjuntamente en este frente.

Este municipio se encuentra en una región de Colombia privilegiada entre dos grandes biomas como lo son la Orinoquía y la Amazonía.Por esta ubicación privilegiada, el municipio cuenta con una gran cantidad de recursos bióticos los cuales han venido siendo explotados a lo largo de los años por sus habitantes, explica un informe de gestión del proyecto.

La problemática

Uno de los recursos más afectados por esta explotación es la flora, en donde la comunidad en las últimas décadas ha venido extrayéndola cada vez en mayores cantidades sin preocuparse por el impacto que esto está generando.

La explotación de este recurso se puede dividir en explotación a gran escala, en donde se tumban grandes áreas de bosque para comercializar madera o para extender sus fronteras agropecuarias y explotación a baja escala en donde se lleva a cabo una extracción selectiva y la madera es comúnmente usada para adecuación y arreglo de fincas, leña para calderas o construcción.

Con la destrucción de la flora a través de las talas y quemas se afecta directamente los cuerpos de agua que necesitan de su cobertura para disminuir la tasa de evaporación del recurso hídrico y para regular el flujo de sus cauces.

En Mapiripán y en cabecera municipal se cuenta con ríos y caños de gran importancia como lo es el caño las Brisas, principal fuente hídrica del municipio de donde se capta el agua para el tratamiento por parte de la empresa de servicios públicos Edesa y su posterior suministro a la cabecera municipal de Mapiripán.

De acuerdo con información consolidada por el Ideam, entre 1950 y 2016, el departamento del Meta es el tercer departamento con mayor pérdida de cobertura vegetal, después del Caquetá y el Chocó.

Solución conjunta y participativa

En ese contexto, Poligrow dentro de sus programas socio ambientales inició un trabajo con el ejército nacional para la ampliación de la cobertura boscosa de este caño a través de especies nativas.

Como primera medida, el departamento ambiental de Poligrow definió el área exacta a reforestar con especies nativas y estableció la miscelánea a establecer en el área definida.

Lo anterior con base en la experiencia del trabajo realizado en los inventarios y monitoreos de flora de los bosques de galería y morichales de las áreas de influencia de la plantación.Se levantó un área total para reforestación de 0,7584ha

Con la base de datos se especies y cantidad de individuos a sembrar, se procedió a la colecta de semillas, entre las cuales se encontraban el Bototo, Algarrobo, Gualanday, Cachicamo y Orejero. Estas semillas se colectaron de bosques de galería de los caños del área de influencia de la plantación.

El proceso de germinación de la semilla se llevó a cabo en la base militar del Ejército, cuyos integrantes se encargaron de la construcción de las camas germinativas y de vivero. El Departamento Ambiental de Poligrow Colombia aportó los materiales necesarios como bolsas, compost y polisombra para proteger a las plantas en los primeros días de germinación.

 Así mismo, Poligrow capacitó a los soldados y encargados del Ejercito para llevar a cabo el establecimiento y mantenimiento de las plantas en pre vivero y en vivero, en labores de establecimiento y culturales como aplicación de enmiendas, riego y manejo de plagas.

El Ejército, Poligrow Colombia y Fundación Poligrow se reunieron cada semana con el fin de revisar los avances del proyecto, dificultades y definir las necesidades de acuerdo al desarrollo de las plantas.

 La siembra en sitio definitivo se llevó a cabo en 2 fases, de acuerdo al desarrollo fisiológico de las plantas. La primera fase se realizó el día 8 de junio de 2017 y contó con la participación de la comunidad, la administración municipal, Edesa, Grado 11 de la institución educativa, Iglesia Católica en cabeza del padre Miguel, Ejército, Poligrow y la Fundación con el mismo nombre.

La segunda fase se realizó el día 26 de agosto. Para esta fase, se aprovechó la jornada de capacitación a los trabajadores de Poligrow para sensibilizarlos acerca de la importancia de los recursos naturales y la sostenibilidad en el proyecto productivo y aportar activamente con la siembra de las especies nativas restantes en el proyecto de ampliación de la cobertura boscosa de caño las Brisas.

En acuerdo con el Ejército, se tiene planeado hacer un seguimiento mensual a las plantas para determinar el desarrollo de las mismas y la necesidad de aportes nutricionales, control de plagas o labores culturales necesarias y también se pretende continuar con el proyecto para ampliar aún más la cobertura boscosa de este caño tan importante para la comunidad y evaluar otros lugares de importancia para reforestación.