jueves, 25 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Mujeres dedican más tiempo al trabajo no remunerado


Mujeres dedican más tiempo al trabajo no remunerado 1
Las mujeres dedican más tiempo a labores que no son remuneradas como el cuidado de la casa y educación de los hijos.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

En el marco del Acuerdo de Paz con las Farc, se implementó el Proyecto “Construyendo paz: procesos de reincorporación desde los sistemas de cuidado con perspectiva de género en los AETCR”. Esta iniciativa fue creada con el ánimo de impulsar la reincorporación socioeconómica incluyente, que beneficie a excombatientes de la guerrilla  en proceso de reincorporación, sus familias y a las comunidades de base que los acogen en los Antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (AETCR).

Históricamente las mujeres dedican más del doble del tiempo al trabajo no remunerado, las labores de cuidado y domésticas, lo cual limita su propio desarrollo, sus oportunidades laborales y educativas, llevando esto, además, a tener menos tiempo para el descanso o la participación comunitaria, social o política.

Según cifras del DANE y ONU Mujeres (2020), el 78% del total de las horas destinadas en Colombia al trabajo de cuidado no remunerado, es aportado por las mujeres; y  las mujeres destinan en promedio 7:14 horas a este trabajo de cuidado no remunerado, mientras que los hombres destinan 3:25 horas; en las zonas rurales se incrementa la diferencia, siendo de 7:52 para las mujeres y 3:18 para los hombres. El trabajo de cuidado no remunerado aporta a la generación de riqueza del país, se estima que en Colombia este aporte es del 20% del PIB. 

Las mujeres en procesos de reincorporación se encuentran asumiendo nuevos roles como madres, integrantes de familias y de comunidades, trayendo esto nuevas tareas de cuidado y domésticas que impactan su participación en otros espacios. Por ello, la apuesta fundamental de este proyecto fue aportar al posicionamiento del cuidado como un derecho, como una dimensión esencial del desarrollo y como una condición para la consolidación de la paz, desde un enfoque feminista y de derechos de las mujeres.

Partiendo de estas premisas se definieron tres ejes temáticos: Transversalización del enfoque de género en los proyectos productivos, diseño y elaboración de Planes Comunitarios de Cuidado desde el enfoque de género y territorial, y acciones de formación en torno a la economía del cuidado. Para el desarrollo de cada uno se dio inicio a una serie de encuentros en los diferentes AETCR, donde mujeres y hombres generaron reflexiones e identificaron cambios de las dinámicas de cuidado que han ejercido tanto en el pasado como en el presente.

“Durante el desarrollo del proyecto buscamos constantemente la generación de reflexiones sobre la manera en cómo el cuidado recae sobre las mujeres de formas desproporcionadas, y también, sobre cómo podemos aportar, desde nuestros contextos, para transformar estas realidades, y así, avanzar en la búsqueda de sociedades más equitativa entre hombres y mujeres“ Organizaciones implementadoras La Koletiva Feminista y LIMPAL Colombia.

 Gracias a estos espacios los y las integrantes de los AETCR han reflexionado frente a la importancia de cuidarse como comunidad, cuidar el territorio donde viven y estar atentos/as a las situaciones y acciones que ocurren en sus entornos para apoyar de manera colectiva. Han identificado que el enfoque de género en la economía del cuidado en los territorios permite el reconocimiento, la redistribución y, por ende, la reducción de los trabajos de cuidado, mejorando las condiciones de vida de las mujeres y sus familias, permitiendo la participación de ellas en proyectos productivos, además, se desarrollan capacidades de concertación colectiva entre mujeres y hombres en sus nuevas apuestas de vida, lo cual contribuye a la reducción de la carga del trabajo de cuidado para las mujeres.

La participación en el proyecto fue activa y tuvo como resultados 504 participantes en la construcción de Planes comunitarios de Cuidado que permitieron, en los ETCR, identificar y definir, a partir del análisis de necesidades, rutas operativas para el fortalecimiento de acciones que favorecen el cuidado integral con enfoque de género. La generación de procesos formativos en relación con la economía de cuidado con 287 Mujeres en procesos de reincorporación, la implementación de la Escuela de Formación Política María Cano, con 52 participantes y la conformación de equipos territoriales de cuidado, como un equipo humano gestor de los temas de cuidado en cada territorio.

 

El proyecto con dos componentes; uno productivo y uno social, ha sido desarrollado articuladamente entre la Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN, la Consejería Presidencial para el Posconflicto, el Consejo Nacional de Reincorporación – CNR en su componente FARC, las Agencias de Naciones Unidas PNUD, UNICEF y ONU Mujeres con el acompañamiento de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia. El eje social estuvo a cargo de UNICEF y ONU Mujeres, esta última implementa la línea temática de Economía del Cuidado con sus socias estratégicas LIMPAL Colombia y la Kolectiva Feminista de Pensamiento y Acción Política.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales