Aumentan casos de recién nacidos con defectos congénitos en Villavicencio

Foto: ilustración tomada de la web

De acuerdo información entregada  por la Secretaría de Salud de Villavicencio, en la ciudad han aumentado  en 65,7 por ciento los casos de recién nacidos con defectos congénitos.

Durante el primer semestre de 2020 se han presentado 58 casos, mientras que en el mismo periodo de 2019 se reportaron 37.

Lea: Puerto Gaitán no autorizó reapertura del trasporte público intermunicipal

De acuerdo con el boletín epidemiológico, para el periodo VI, el mayor número de recién nacidos con algún defecto se presentó en niños, con 31 casos, en niñas se registraron 26 casos y un caso en paciente no determinado. Del total de casos 47 pertenecen al área urbana y 11 al sector rural.

Los defectos congénitos más frecuentes reportados son: 9 casos de malformaciones en el sistema circulatorio, 9 en el sistema osteomuscular, 7 en el urinario, 4 casos en el sistema digestivo, 3 en el sistema nervioso, 1 caso de fisura del paladar y labio leporino y 4 casos de anomalías cromosómicas no clasificadas, siendo el hipotiroidismo congénito la causa más frecuente de estos defectos, evidenciándose en 21 de los 58 casos.

Contrario a las creencias populares, las madres jóvenes entre 15 y 19 años solo presentaron 6 casos de recién nacidos con algún defecto congénito, mientras que 42 casos se notificaron en madres entre los 20 y 34 años, y 10 casos en madres mayores de 35 años.

Le puede interesar: Cuatro personas heridas en atentado contra erradicadores en el sur del Meta

Yuleinis Beltrán García, médica de la secretaría de Salud de Villavicencio, indico que “si bien la gran mayoría son de origen genético como antecedentes en la familia, también hay otros factores que son importantes como los teratogénicos que afectan el desarrollo embrionario y pueden desencadenar estas anomalías congénitas”.

Los teratogénicos, explicó, son químicos como el alcohol, medicamentos como anticonvulsivos, los rayos X, sustancias tóxicas como el cigarrillo, la cocaína y la marihuana, entre otros. También influyen el estado físico de la madre; la existencia de enfermedades como la diabetes gestacional o materna, agentes microbiológicos como la toxoplasmosis, rubeola, citomegalovirus, sífilis, herpes, varicela, sika, entre otras, que favorecen la aparición de defectos congénitos en los recién nacidos.

Indico, además, que “tenemos medidas de prevención fundamentales como la vacunación previa a quedar embarazada, como la vacuna contra la rubeola o la varicela. La ingesta de ácido fólico antes de iniciar la gestación. El consumo de alimentos enriquecidos con nutrientes y complementos necesarios para un adecuado desarrollo fetal, así como los cuidados prenatales necesarios”, puntualizo la funcionaria.