‘Nos conviene tener gente sana’: Laure-Christine Joachim

La pediatra Laure-Christine Joachim Peñuela es una de las científicas más importantes del país en materia de inmunización de la población

La tesis de la experta puede sonar polémica: asegura que el sistema de salud en Colombia está bien estructurado para atender a la población.

En Villavicencio, solo en el mes de junio se aplicaron 21.429 vacunas en diferentes jornadas; para julio fueron 23.934, superando las 100.000 dosis en los primeros siete meses del 2018.
Si bien la vacunación, es una necesidad de salud pública, muchas veces se acaban más rápido las dosis destinadas a las mascotas que a los niños. ¿Por qué la comunidad sigue postergando las vacunas, siendo esenciales para la vida?
Periódico del Meta (PDM) consultó a Laure-Christine Joachim Peñuela (L.J.), médica pediatra de la Universidad del Rosario, asesora de varias empresas farmacéuticas y una de las científicas más destacadas en materia de prevención de enfermedades en el país, para indagar sobre la resistencia de los llaneros a las inyecciones.

PDM: ¿Por qué es importante vacunar a los niños?
L.J.: Lo voy a poner en términos de dinero, que a veces se comprende mejor: Nuestro futuro económico depende no de nosotros sino de esos niños que hoy están creciendo. Nuestra misión es evitar que esa infancia crezca sana para que pueda sostener la economía.

PDM: Pero el sistema de salud es regular como para prevenir esto
L.J.: Voy a decirle algo que puede sonar extraño: Se ha creado una serie de mitos alrededor del actual sistema de salud en Colombia y le puedo decir con seguridad que es uno de los mejores de América Latina. Aquí trabajamos mucho el tema preventivo, lo que significa que le gastamos mucho de nuestras energías a la vacunación. Nuestros esquemas de vacunas, comparados con otros en el mundo son superiores.

PDM: ¿Es cierto que nuestros esquemas no son completos?
L.J. Si bien no son completos porque no tienen todo lo que la ciencia ha desarrollado entre otras porque es muy costoso, en comparación con otros países son muy bien estructurados. Se han incluidos biológicos nuevos y los pediatras luchamos para que cada vez sean más.

PDM: Algunos no vacunan a sus hijos, pero sí a su mascota…
L.J.: Esa es otra discusión. Se necesita una labor de educación con las jornadas de vacunación. Vamos a convencerlos de que la vacunación es un evento de salud pública. Debemos entender que la vacunación individual tiene un efecto poblacional, es decir, una persona vacunada genera mejor nivel de vida para los demás. La gente vacuna a recién nacidos, pero a los cinco años ya los descuida.

PDM: Los movimientos antivacunas dicen que estamos subyugados a la industria farmaceuta ¿Qué opina?
L.J.: Desde el punto de vista práctico diría yo que a la industria farmaceuta le conviene tener una población sana, sin enfermedades porque una comunidad sana puede trabajar y por ende puede comprar sus productos. Si uno es negociante debe venderle a personas que pueden trabajar y producir.

PDM: El mito dice que la industria farmacéutica crea enfermedades para vender el remedio
L.J.: No es lógico. Si es por eso la industria destinaría sus millonarios recursos a construir armas o misiles que es más productivo que invertirlos en hacer ciencia e invertir en vacunas para salvar gente. A todos nos conviene tener gente sana y no enferma en una guerra.
PDM: Pero no ha refutado el mito…

L.J.: Insisto. Veámoslo desde lo científico: Generar enfermedades es muy caro porque el punto de retorno es muy bajo en medicinas teniendo en cuenta que la mayoría de países del mundo vive en la pobreza y otro tanto en la miseria. Es obvio que la industria quiere ganar dinero, pero lo hace invirtiendo en ciencia y no en armas o contaminando.

PDM: ¿Cómo incentivar más la vacunación?
L.J.: La educación sirve pero se demora mucho tiempo, sin embargo los medios de comunicación son muy importantes, dando información responsable. No podemos incentivar las falsas creencias como la que rodeo a la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH).

PDM: ¿Por qué dice que nuestro sistema de salud es bueno?
L.J. Eso se debe medir con estadísticas, más que con emociones. Claro, hay mucho por mejorar y puede ser mejor, pero por ejemplo en tasas de cobertura de vacunación contra enfermedades, estamos por encima del 95 por ciento, mucho más alto que en otros países. Este es un sistema solidario, es decir que los que ganan más subsidian a los que ganan menos, es subsidiado por el Estado y eso no se ve en casi ningún país.

PDM: Es difícil ver eso cuando se roban la plata
L.J. ¡Ah, eso es otra cosa! La corrupción es de las personas, no del sistema. El sistema de salud en Colombia está bien diseñado y estructurado, los problemas surgen cuando hay corrupción, que es de las personas que manejan el sistema.