“Nueva cárcel tardaría cuatro años”: Miguel Ángel Rodríguez

Miguel Ángel Rodríguez, director de la cárcel de Villavicencio

A todos les preocupa el nivel de hacinamiento del principal centro penitenciario de la Orinoquia, sin embargo la solución podría tardar hasta cuatro años. ¿Qué hacer mientras tanto?

La situación de los presos en la cárcel de Villavicencio cada vez es más crítica. La sobrepoblación, el hacinamiento y los problemas de salud han generado el cierre del penal en dos ocasiones este año. La penitenciaría tiene más de 47 años y fue construida para 1.003 internos, aunque hoy en día supera su capacidad y llega a 1.963. La situación ha generado que tanto la Procuraduría como los entes gubernamentales busquen los recursos para construir un nuevo centro carcelario en la capital del Meta.

Periódico del Meta (PDM) dialogó con el director del Centro Carcelario y Penitenciario de Villavicencio, Miguel Ángel Rodríguez (M.R.), quien lleva 20 meses en la dirección de este penal. El directivo habló del hacinamiento, la crisis de salud que se vivió dentro del penal y las soluciones que busca tanto la dirección de la cárcel como las entidades gubernamentales.

PDM: ¿De cuánto es el hacinamiento actual que tiene la Cárcel de Villavicencio?
M.R.: En el momento tenemos un hacinamiento del 95 por ciento.

PDM: ¿Para cuántos internos tiene capacidad la Cárcel de Villavicencio?
M.R.: Tenemos una capacidad instalada para 1.003 internos. Actualmente hay 1.963 presos, es decir, hay 963 internos de más. Hay 170 mujeres y alrededor de 1.800 hombres. El porcentaje de internos más alta que tenemos es en el Patio Colombia, donde la capacidad es para 540 presos y hay 1.164. El número de presos fluctúa diariamente porque, así como hay libertades hay ingresos de internos.

PDM: ¿Se permite la entrada de nuevos reclusos?
M.R.: Tenemos una tutela que es la T-762 de la Corte Constitucional que nos ordena aplicar una regla de equilibrio decreciente, que indica que las personas que salen en libertad, que nosotros llamamos las bajas del día anterior se dan los cupos el día siguiente, es decir, si salen cuatro personas nosotros debemos recibir tres, es nuestra obligación.

PDM: ¿Cuál sería la solución definitiva para acabar con el hacinamiento?
M.R.: Son varios los factores: Primero, hay la necesidad de instaurar una nueva política criminal, que ayude a que no toda la gente que trasgrede las normas penales sea recluida en el país un establecimiento carcelario. Segundo, cualquier medida será a largo plazo porque la construcción de un nuevo centro penitenciario tardaría no menos de cuatro años, esa sería la solución, pero necesitamos respuestas en este momento.

PDM: ¿Qué hacen para mejorar la calidad de vida de los internos?
M.R.: El hacinamiento no es un óbice para darles bienestar a los internos, aunque es difícil, tratamos de ser rigurosos y cumplir con la entrega de colchonetas, kits de aseo, suministro de alimentación, atención médica. Es complejo, pero el trabajo se hace de la mejor manera.

PDM: ¿Este hacinamiento ha generado problemas de salud en la prisión?
M.R.: Obviamente, cuando está una condición tan evidente de hacinamiento, hay virus y enfermedades.

PDM: ¿Cómo ha evolucionado la epidemia de parotiditis y varicela?
M.R.: La tenemos superada en un 99 por ciento. De 89 casos que presentamos entre febrero y marzo, hoy le puedo informar que no se han evidenciado nuevos casos.
El día de hoy tenemos una búsqueda y revisión con la Secretaría de Salud, pero tenemos la plena seguridad que no se van a encontrar casos porque hemos sido muy rigurosos.
PDM: ¿Hay deficiencia en la provisión de medicamentos en el penal actualmente?
MR: No. La Fiduprevisora, que es el consorcio encargado de la salud, nos envía los suministros a tiempo que requerimos para la atención de los internos.

PDM: Los internos han denunciado que los alimentos del penal no están en las mejores condiciones…

M.R: La alimentación dentro del centro carcelario la presta un consorcio que es contratado por la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec). Su calidad es verificada por un comité. En cuanto a la variedad, contamos con 18 menús, previamente establecidos por nutricionistas.
PDM: ¿Ve cercana la construcción de una nueva cárcel?
M.R.: Con la voluntad política, todo es posible…

PDM: ¿Cuántos recursos se necesitan para la construcción del nuevo penal?
M.R.: Depende del número de internos y de cupos que se piensen habilitar en el nuevo penal, pero no estaría por debajo de los 120.000 millones de pesos.

PDM: ¿Se pueden promover programas de resocialización?
M.R.: El fin principal del Inpec es la resocialización de los privados de la libertad.