Opinión: Turismo con futuro positivo

Por Jacques Simhon |  Experto en Turismo 

El turismo se convirtió, durante gran parte del año, en una actividad prohibida y temida por muchos que hoy está empezando a reactivarse, siendo este el momento en el que esboza lo que será el futuro del sector hotelero, no sólo en lo que resta del año sino en el corto plazo.

Según el informe del Dane, el sector hotelero registró una caída en ingresos del 91.5% y una pérdida del 44% de puestos de trabajo. El sector hotelero y, especialmente el referente a Colombia, empieza a mostrar su capacidad de recuperación. Prueba de esto es que, según Migración Colombia más de 15 mil personas han ingresado al país desde la apertura de los vuelos comerciales internacionales (34% de ellos por turismo) y, según la Aerocivil, durante la pasada semana de receso, se movilizaron 250.000 personas aproximadamente. Esto se traduce en cifras alentadoras para el sector que deja entrever un panorama positivo para lo que resta del año y el corto plazo.

Por Jacques Simhon |  Experto en Turismo

El trabajo hecho por Colombia en los últimos 20 años en promoción de la inversión en turismo está en riesgo porque es necesario que los activos sobrevivan y se mantengan durante este periodo de crisis.

Ha sido notorio el esfuerzo en brindar facilidades para la declaración pago de obligaciones fiscales sobre la renta y complementarios, IVA y la contribución parafiscal del turismo, pero es más aún alentador las discusiones adelantadas con nota de urgencia en el proyecto de ley que modifica la Ley General del Turismo, en la cual se propone la exclusión del IVA y la exención del cobro de la sobretasa al servicio de energía hasta el 31 de diciembre del 2021, lo cual ayudaría de forma importante al sector en su reactivación.

Se hace urgente la colocación de créditos en tasas preferenciales que permitan superar la crisis de flujo de caja de los establecimientos A muy corto plazo la reactivación del sector tendrá como fuente el fortalecimiento de los destinos nacionales. La regularización de los viajes internacionales tomará todavía bastante tiempo, pero las necesidades de esparcimiento de la población no dan espera.