Pesebres de Buena Vista y Servitá, fabricados con material re utilizable

El Pesebre fue realizado con materiales re utilizables, en un curso de transformación que acompañó Cordepaz - Intercolombia.

Los habitantes de las veredas Buena Vista y Servitá, con el acompañamiento de Cordepaz, aprendieron durante dos semanas sobre la transformación de material PET y llantas, con el fin de construir el pesebre donde se reunirán en la temporada decembrina sus habitantes, además compartieron aprendiendo sobre el aprovechamiento de materiales contaminantes y su transformación en productos, lo que les permitirá incentivar el comercio y crear espacios de aprovechamiento del tiempo libre.

Gina Mojica, secretaria del Acueducto de la Junta de Acción Comunal, lleva aproximada mente 14 años viviendo en la vereda Buena Vista y afirma que, “El proyecto que trajo Cordepaz es interesante, es una oportunidad para crear empresa, de utilizar el material que para muchas personas es basura y para nosotros puede ser dinero, dándole la oportunidad a mamitas cabeza de hogar para que generen sus propios ingresos”.

Para elaboración de estos pesebres las comunidades de Buenavista y Servitá con el acompañamiento técnico de Cordepaz, los niños y niñas, jóvenes, hombres y mujeres, realizaron un ejercicio de identificación de puntos claves como la escuela, la iglesia, la antigua vía al llano y las zonas en riesgo de siniestro. Así mismo, se reflejaron las dinámicas propias de cada una de estas veredas, hoy referentes turísticos por su excelente paisaje y flora en Villavicencio.

La transformadora de llanta, Rosa Montoya, fue la encargada de acompañar a los habitantes en su proceso de aprendizaje, al igual que ellos recibió hace seis años capacitación en el trabajo con este material. “La llanta es el material reciclable más dañino, porque no se desaparece fácil, una llanta puede durar 100 años o más, completamente enterita. Hace una semana estoy en esta experiencia, muy bonita, la gente muy activa y participativa, quieren seguir experimentando y haciendo más modelos, y pues van a ayudar con la recogida de las llantas que es lo que mas nos daña el ecosistema” expresó doña Rosa.

Lea también: Arte a cualquier edad

Todo esto se desarrolla en el marco de la estrategia denominada “Apropiándonos de Nuestro Territorio”, un proceso que viene implementando Cordepaz con el apoyo de Intercolombia, para establecer una cultura de la planeación participativa, de reciclaje en la fuente y la prevención del riesgo.

Esta es una apuesta de aprendizaje colectivo construida junto a las comunidades, la cual brinda herramientas conceptuales y metodológicas para un mejor entendimiento del territorio, que repercutirá, en la construcción a futuro de mejores instrumentos de planeación y una transferencia generacional de conocimientos respecto a los riesgos, oportunidades y riquezas ambientales de las veredas de Buenavista y Servita.

Doña Edilma Rojas es una habitante del sector beneficiada de la capacitación y afirma que, “Es una experiencia muy bonita y, sobre todo, no sabia que se podían hacer tantas cosas creativas, y sobre todo en esta época tan importante como lo es la navidad. No sabía trabajar con eso y nos integramos en la comunidad”.

Por otro lado, el pesebre realizado en Servitá sirvió como un medio para visibilizar la problemática que vive la comunidad desde el 22 de junio del 2017, cuando una avalancha dejó sin escuela al corregimiento y se llevó cuatro casas. Desde entonces los habitantes no han tenido una solución con la prevención de futuros accidentes y los estudiantes se deben desplazar hasta Buena Vista para recibir sus clases.

Lea También: Conoce los puntos de información turística de Villavicencio

María Luz González, edil y presidente de la Junta Administradora Local del corregimiento dos, manifiesta que, “Para mí, este proyecto le ayuda a la comunidad porque el pesebre representa lo que es el punto más crítico de acá de la vereda como lo son, la escuela, los derrumbes, y entonces la intensión es que se de a conocer nuestra escuela, ¡maxi destruida!”.

Por el momento los habitantes esperan que con la llegada del nuevo alcalde de Villavicencio, como conocedor de la problemática, les de pronta respuesta a sus inquietudes y se apropie de la zozobra que día a día convive entre los pobladores de la montaña, esperando que no se les venga encima.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta