lunes, 15 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

‘Planeamos aumentar a 1.300 nuevos cupos’: Charles Arosa


‘Planeamos aumentar a 1.300 nuevos cupos’: Charles Arosa 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

El sistema universitario estatal se comprometió a generar de manera inmediata, este año, 60.000 nuevos cupos de educación superior; cerca de 250 serán de la Universidad de los Llanos.

Ante la nueva estrategia del Gobierno Nacional de aumentar en 500.000 nuevos cupos en las universidades públicas del país, en un lapso de cuatro años, el principal directivo de la Universidad de los Llanos defiende las necesidades de la educación en una región como el Meta y expone cómo se ha preparado el centro educativo para sumarse a la nueva política pública.

En diálogo con Periódico del Meta (PDM), Charles Arosa (CH.A), rector de la Unillanos, plantea su posición, reconoce desafíos y asume compromisos frente a esta nueva política pública a la que se acoge la universidad y con la que busca mejorar el acceso a la educación superior en una región que tiene dificultades en materia de formación e investigación.

Arosa, como el ministro de Educación, Alejandro Gaviria, coinciden en que para alcanzar la meta de los 500.000 nuevos cupos, se deben resolver los problemas de desfinanciamiento estructural que siempre han existido.

PDM: ¿Cómo recibe la Unillanos la nueva política pública del Gobierno Nacional para aumentar cupos?

Ch.A.: Es un tema que esperábamos. El gobierno de Gustavo Petro tiene interés en fortalecer la educación superior pero no solamente en aumentar el número de cupos, sino que estos cupos tengan el concepto de oferta de calidad, de pertinencia y que puedan obedecer a algunos criterios como la inclusión, cosas que en Colombia son supremamente difíciles, aún con los procesos de gratuidad.

PDM: ¿Cómo se venía preparando la Unillanos para adaptarse a esta estrategia?

Ch.A.: La Unillanos ha generado un aumento de cobertura con recursos propios abriendo nuevos programas; cada programa nuevo significa una ampliación de

cobertura entre 250 y 450 nuevos cupos. La universidad el año antepasado abrió el programa de ingeniería ambiental e ingeniería de procesos, y el año pasado el programa de fisioterapia y fonoaudiología, que aportan a esa política de cobertura.

PDM: ¿Cuál es el reto que enfrentan en este momento?

Ch.A.: El Gobierno nos pide no solo consolidar estos nuevos cupos sino generar nuevas posibilidades de acceso. El Consejo Académico debe analizar si dentro de la actual oferta y de acuerdo a las capacidades que tenemos, logramos abrir más cupos en programas de ingeniería de sistemas, que tienen una gran demanda, por ejemplo, dos grupos, de tal manera que podamos en unos cuatro años aumentar alrededor de 300 nuevos cupos solo en esta carrera.

PDM: ¿Ese sería el programa al que le apuntarían para obtener más cupos?

Ch.A.: Depende de la facultad y de las capacidades tecnológicas. Adicionalmente le apostamos a fortalecer la sede en Granada (Boquemonte), que tiene alrededor seis municipios con Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), la idea es crear allá una oferta pertinente con tecnologías, por ejemplo, en el área del turismo o área de alimentos, que permitan aumentar el acceso de los jóvenes a la Universidad de los Llanos con unos criterios diferentes de inclusión.

PDM: ¿En cuánto ha aumentado el número de matrículas en los últimos cinco años?

Ch.A.: En el 2017 teníamos 5.684 estudiantes de pregrado, en el 2022-II tuvimos 6.583 estudiantes, es decir, que hemos aumentado 1.000 estudiantes en cinco años, con un incremento de cobertura de 17%, algo supremamente significativo porque el recurso que se le ha girado a la universidad no ha aumentado en ese mismo porcentaje.

PDM: ¿Qué proyección tiene en este momento la Unillanos, al sumarse a la nueva política pública?

Ch.A.: Planeamos que en los siguientes cuatro años podamos aumentar esa cobertura en un 20% más, unos 1.300 estudiantes con matrículas nuevas para hablar de 7.900 estudiantes en el 2026, todo partiendo de consolidar los programas y abrir otros; hay unos programas que están en el Ministerio de Educación validando el nivel de cobertura y de capacidad para ver si los podemos abrir rápidamente.

PDM: ¿Qué otros programas están contemplando en el Ministerio de Educación?

Ch.A.: Ingeniería forestal y licenciatura en idiomas, creo que nos pueden incluso ayudar a superar la meta. Queremos dejar las bases para que en los siguientes cuatro años podamos llegar a los 9.000 estudiantes; es una responsabilidad grande porque sugiere más docentes, más infraestructura, más raciones alimenticias y más oferta de transporte, para pelear en contra de la deserción estudiantil.

PDM: ¿Con esos 9.000 cupos a los que pretenden llegar en los siguientes cuatro años, estarían cumpliendo con la cuota que exige el Ministerio?

Ch.A.: Estaríamos cumpliendo si llegamos con 7.800 cupos. Los 9.000 es una especulación sobre las expectativas. La Universidad de los Llanos hace parte de un sistema estatal que tiene unas cuotas de 500 mil nuevos cupos, y como dijo el presidente Petro, es poquito. Los rectores estamos convencidos que deben ser más, pero las condiciones no dan.

PDM: ¿Por qué las condiciones no dan?

Ch.A.: Las universidades estatales en Colombia son 34 nada más, y tenemos 640.000 estudiantes, en los últimos 30 años pasamos de 148.000 a 640 mil estudiantes; 500.000 cupos en 30 años, las universidades estatales no podrían lograr solas 500.000 cupos en cuatro años. Podemos hacer esfuerzos grandísimos si nos apoyan.

PDM: ¿A qué hace referencia ese esfuerzo grandísimo que plantea la universidad?

Ch.A.: Se trata de que, de los 500 mil cupos, 250 mil cupos los absorban las universidades y las instituciones técnicas públicas, incluyendo el Sena; y de esos 250 mil, 125 mil sean responsabilidades específicas de las universidades estatales que son 34. Esos 125 mil sugiere que tengamos que crecer en un 20% en cuatro años.

PDM: Y en ese orden de ideas, ¿cómo está la universidad para alcanzar el 20%?

Ch.A.: Si en este momento somos 6.600 estudiantes, el 20% de eso es 1.300 estudiantes mal contados. A eso la Universidad de los Llanos se compromete siempre y cuando el Estado colombiano nos ayude con infraestructuras, colaboración en programas sociales y planta docente. Importante que el gobierno está en esa sintonía.

PDM: ¿Qué es importante, en este caso, para trabajar de la mano con el Gobierno Nacional?

Ch.A.: Afianzar el trabajo; generar acciones a nivel presupuestal y tramitología, no puedo aumentar cobertura si el Ministerio de Educación se va a demorar dos años en entregar la autorización para nuevos programas, como habitualmente lo hace. El gobierno también tendrá que ver esas estrategias para ampliar esa cobertura con las universidades privadas. Todos estamos en el cuento de jugarle a esta política que ya era hora.

PDM: ¿Este año cuántos de esos nuevos cupos que exige el ministerio se podrían abrir y cuánto le costaría eso a la universidad?

Ch.A.: Con la dinámica que tenemos de trabajo, podemos estar alrededor de 250 nuevos cupos. Consolidaremos esfuerzos para llegar a los 300. Para cumplir el porcentaje de la política pública tenemos que estar entre 350 cupos, la idea es ejecutar algunas acciones este año para que, desde el próximo año, empecemos a tener más de 300 nuevos cupos.

PDM: ¿Cuánto le costaría eso a la universidad?

Ch.A.: Hicimos una solicitud para que el Gobierno Nacional nos aumente la base presupuestal. Si para nosotros poder tener esos 6.500 estudiantes el Gobierno Nacional nos está girando 60 mil millones, para terminar la política necesitaría que inviertan 12 mil millones más en la base presupuestal.

PDM: Si no se aumenta esa base presupuestal, ¿podría colapsar las finanzas de la universidad?

Ch.A.: Sí, claro. Nosotros no vamos a dejar que pase. Estamos creciendo con un esfuerzo grandísimo en niveles de eficiencia que nos toca impulsar cada semestre desde que llegué a esta rectoría; en este momento no tenemos ni un solo crédito, pero meternos en el cuento de la cobertura sin un aumento significativo en la base presupuestal y sin inversiones generales de un fondo especial de infraestructura sería irresponsable por parte de esta rectoría.

PDM: ¿Es decir que, si este año no se define esa base, en el siguiente año será difícil?

Ch.A.: Totalmente difícil. De ahí la importancia de la reforma de la Ley 30 en su artículo 8687, que cambia la forma en la que se financian las universidades para aumentar esa base presupuestal. El ministro Alejandro Gaviria ha luchado por que la base presupuestal aumente en IPC más cinco puntos, lo que nos garantiza algo; pero también confiado en que la presidencia este año pueda sancionar una nueva Ley que nos permita más financiación y embarcarnos en esta nueva política.

PDM: El Gobierno Nacional también está empeñado en la matrícula universal, ¿qué opina?

Ch.A.: Vemos que la matricula cero hizo que se movieran algunos sectores que no tenían acceso a la educación. Como rector estoy totalmente de acuerdo. Hay una discusión muy alta incluso con compañeros, pero pienso que, bajo unas condiciones de acceso equitativas, la matricula universal debe ser una realidad.

PDM: ¿Qué han logrado en esa intención de disminuir la deserción estudiantil?

Ch.A.: Pasamos de 400 raciones alimenticias a 1.100; de 14 rutas que se hacían desde los barrios en frecuencia, pasamos a 19 rutas, incluso consolidamos una ruta interna entre San Antonio y el Centro para velar por la seguridad. Tenemos una apuesta de infraestructura bastante grande tanto en Barcelona como en Granada,

y alianzas con municipios como Castilla La Nueva y Puerto Gaitán que nos pueden ayudar a tener mayor impacto.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales