Presionaron mi salida por decirle no a la impunidad: Ordóñez

En un fallo que se esperaba, el Consejo de Estado decidió el miércoles declarar nulidad sobre el proceso de relección del Procurador, Alejandro Ordóñez Maldonado, quien tendrá que dejar su cargo cuando le restaban cinco meses de periodo.

 
Ordóñez había sido reelegido en el 2009 de una terna en la que a él lo postuló la Corte Suprema de Justicia. La demanda de la elección se presentó en el 2013 y argumentaba que fue irregular porque los magistrados que lo postularon y los senadores que lo eligieron tenían familiares trabajando en la Procuraduría.
El abogado Rodrigo Uprimny fue el encargado de impetrar la demanda contra la reelección y logro comprobar que 59 senadores que respaldaron a Ordóñez, de un total de 80, tenían algún tipo de interés, por loq ue ayer en re4des sociales pedían tam,bién investigar a quienes votaron por el Procurador. 
 
Ese “yo te elijo, tu me eliges”, fue en términos generales el argumento del Consejo de Estado para sacar al controvertido funcionario del Ministerio Público. Alejandro Ordóñez fue elegido en principio para el período 2009-2012 y reelegido para el periodo 2013-2017 por el Senado, el 27 de noviembre de 2012.
 
 
Pese a lo polémico de sus posiciones, Ordóoñez destituyó a 1.500 alcaldes y 82 gobernadores en los ocho años que estuvo al frente de la Procuraduria, lo que le valió a sus defensores calificarlo como un luchador contra la corrupción.
 
La decisión del Consejo de Estado es también polémica, pues hace dos semanas el presidente juan manuel Santos les envió el mensaje de que aceleran el paso en la decisión final, lo que para muchos se convirtió en una orden de su destitución a un poder (como el Consejo) que es autónomo en sus decisiones.  
Aunque se preveía que podía suceder una decisión en tal sentido, el miércoles en la tarde varios analistas dijeron que esta decisión pondría en carrera hacia la presidencia a Ordóñez y el ‘no’ al plebiscito ganaría una ficha importante en esa campaña.
 
Al final de la tarde, el procurador emitió este comunicado:
 

Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana: la expulsión del procurador.

Respeto y acato la decisión del Consejo de Estado. Soy un hombre de Estado, defensor de las instituciones. No comparto la decisión, pero la respeto, por tratarse de uno de nuestros máximos tribunales, del cual además fui magistrado. 

Por mi talante, no interpondré recursos contra la sentencia, no presentaré tutelas, ni acudiré a organismos internacionales. Simplemente, la acepto con resignación cristiana.

Múltiples veces el Gobierno y las Farc presionaron públicamente mi salida. Estaban ansiosos de liberarse del procurador. 

Comprendo el odio de “Timochenko” y el resentimiento de Juan Manuel Santos. He sido, como lo ordena la Constitución, muy riguroso en el cumplimiento de mis funciones. 

Un procurador de bolsillo le hubiera dicho sí a todo, con la excusa de la paz. Pero la paz no lo justifica todo. No justifica premiar a los responsables de miles de crímenes de lesa humanidad, no justifica un golpe de estado contra la Constitución, ni justifica que un presidente haga lo que se le dé la gana.

Presionaron mi salida por decir no a la impunidad, por repudiar que le otorguen el derecho a gobernar a Colombia a perpetradores de atrocidades, por oponerme al rompimiento del orden constitucional que impone el Gobierno, por defender la vida y la familia.

Sacan al procurador, para dejar sin control al gobierno en medio de la campaña del plebiscito. La legitimidad del plebiscito no depende solamente de las mayorías, sino de respetar las reglas, los controles y la transparencia. 

El país debe votar a conciencia y de forma libre el plebiscito. Debe votar con la razón, no con la emoción. Los colombianos deben defender su derecho a decidir y no someterse al miedo, ni al chantaje.

¡Me voy contento, me voy tranquilo y con la satisfacción del deber cumplido!

Muchas gracias a todos los colombianos que durante estos años de dura labor me manifestaron su aprecio, su cariño, su apoyo. 

Muchas gracias a los funcionarios de la Procuraduría por su trabajo y dedicación.

¡No les quepa la menor duda! 

¡Vamos a seguir en la tarea!