Puerto Carreño enfrenta la peor inundación de su historia

Puerto Carreño, Vichada. Foto: cortesía David Beltrán

Puerto Carreño y los otros tres municipios del Vichada viven las peores inundación en su historia. El nivel de las aguas en la capital del departamento llegó a los 16.32 metros, siendo el registro más alto de este tipo, según dijo el gobernador Luis Carlos Álvarez.

Actualmente la cifra de damnificados llega a 12.000 personas en todo el departamento y su capital se encuentra en un 70% bajo las aguas afectando a 9.000 personas. Ante la magnitud de la emergencia, las ayudas no son suficientes ya que solo se han recibido 2.500 paquetes de alimentación y 300 camping, lo que ha generado inconformidades frente al reporte del número de damnificados de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, ante las pocas ayudas.

Las alcaldías y la gobernación de este departamento han tratado de suplir lo que hace falta, aunque sigue siendo insuficiente, ya que de los cuatro municipios, tres han sido declarados como calamidad pública, los cuales son: Puerto Carreño, Santa Rosalía y Cumaribo.

“Es muy preocupante lo que pasa hoy en Puerto Carreño donde el agua está a 1.80 metros de altura, y no solo allí, en el municipio de Cumaribo, la inspección de Palmarito prácticamente desapareció del mapa, no se ve, se ven muy pocas casas, en realidad solo techos, la gente está toda en el colegio que si está en una zona alta, eso es lo que se vive en el departamento”, recalcó Álvarez.

La situación ya ha comenzado a influir en la salud de lo vichadenses, según reportes de entidades de salud, se han comenzado a presentar casos de malaria, entre otras enfermedades, lo que intensifica la problemática. “El gerente del hospital me informó que el servicio de salud está colapsando en el departamento, porque ya empiezan a haber brotes de malaria, entre otras epidemias”, apuntó el gobernador.

Esta situación ha representado pérdidas económicas para el Vichada: en el caso de Puerto Carreño, actualmente el 90% del comercio se encuentra cerrado. La inundación también ha afectado las vías, lo que generó un paro la semana pasada de transportadores ante el mal estado de estas, por ello, la gobernación de Vichada se ha articulado con el alcalde de Puerto Gaitán y la Gobernadora Marcela Amaya con el objetivo de destinar recursos para el mejoramiento de esta importante vía de acceso al departamento del Vichada, agregó el mandatario vichadense.

“Hemos tocado puertas en el nivel central, hemos estado en INVÍAS, estuve en Gestión del Riesgo nacional, y lo que pasa es que lo que se vive en Bogotá, no lo conocen en las regiones, sobre todos estas regiones tan alejadas como el departamento del Vichada”, señaló Luis Carlos Álvarez.

Lea también:Los departamentos del Vichada y Guainía afrontan la peor crisis invernal de su historia

De igual manera se trabaja en un dique improvisado, de lonas y arena para proteger de las aguas la pista del aeropuerto de Puerto Carreño, la cual es la única vía de acceso rápido en este departamento, por lo que ante la tragedia y declaraciones del Gobernador Luis Carlos Álvarez, se tiene previsto un plan de contingencia para prevenir futuras inundaciones con la construcción de un dique en la parte izquierda de la ribera del río Meta, sin embargo su ejecución es difícil ante los pocos recursos.

“Hoy quiero hacerle un llamado al nuevo Gobierno nacional, que por favor vea el Vichada que también es Colombia, lo he reiterado estos días, porque ha sido difícil la situación en un departamento tan olvidado, porque puedo decir como vichadense, que ningún presidente le tiene amor a los territorios que no conoce ”, expresó el mandatario departamental.

Al parecer, según manifestó Luis Carlos Álvarez, se espera que el nivel de las aguas disminuya en un mes, mes y medio.

“Hoy me informó el alcalde de Santa Rosalía que el río había mermado un poco, y en Puerto Carreño subió siete centímetros, lo que representa que la creciente va bajando, esperemos que siga mermando, porque si el río sigue así, aspiramos a que en un mes, mes y medio este normal, libre de agua”, evidenció el gobernador.

“Una vez el río merme tenemos que hacer un censo, evaluar los daños, muchas viviendas de estas que llevan 60 días inundadas, no van a servir y eso es lo que quiero hablar con el presidente, porque nosotros no tenemos recursos, supieran los recursos que tenemos de libre inversión, aquí nos ponemos a llorar” agregó.

De igual manera el gobernador del Vichada Luis Carlos Álvarez invitó a las personas que quieran contribuir con ayudas en especial alimentos no perecederos y carpas, las cuales son entregadas por Gestión del Riesgo a los damnificados.

“Quiero agradecer a los metenses y a los vichadenses que viven en Villavicencio, que el día sábado realizaron una jornada de recolección de alimentos, más o menos se recolectaron tonelada y media, estamos coordinando con Gestión del Riesgo y hacer llegar estos recursos al municipio de Cumaribo”, puntualizó el mandatario.