Impaciencia por lento restablecimiento del servicio de agua en Villavicencio

Después de anunciarse la puesta en marcha de las estaciones de bombeo de Puente Abadía y Bavaria, el domingo en la tarde, la impaciencia y desesperación de miles de habitantes no se hizo esperar, en los sectores donde no ha llegado el servicio.

El lunes en la mañana muchos sectores aún no contaban con el preciado líquido en sus casas, mientras que el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), Jacobo Matus, solicitaba a los más de 111 mil usuarios tener paciencia mientras se completaba el inicio de presurización de las redes.

A esto se sumó que los niveles de turbiedad del agua que es captada del río Guatiquía superaban los 10 mil puntos el sábado, mucho más de los 3.000 que es lo permitido para que sea potable.   

Desde el domingo se logró el restablecimiento del servicio de agua en una parte de Villavicencio, gracias a las maniobras de ingenieros y operarios de la EAAV, quienes a primera hora de ese día inspeccionaron los trabajos realizados en Puente Abadía, con el fin de  habilitar la estación de bombeo y empezar a suministrar de manera parcial el servicio de acueducto a los ciudadanos villavicenses.

A pesar de la gravedad y  los daños sufridos en la línea  de una tubería de 33 pulgadas, que habrían prolongado la emergencia, las estaciones de bombeo de Puente Abadía y Bavaria  están bombeando agua hacia la PTAP de La Esmeralda, las líneas del Popular, centro de la ciudad y Esperanza, que  se están llenando y presurizando.

 En más de la mitad de la cuidad ya se ha ido restableciendo el servicio. El resto ocurriría entre la noche del domingo y la mañana del lunes y parte del martes, señaló el gerente de la EAAV.