Supersalud extenderá intervención al Hospital Departamental de Villavicencio por nueve meses

La Gobernadora del Meta, Marcela Amaya, informó este lunes en la mañana que la Superintendencia de Salud continuará con la intervención que adelanta en el Hospital Departamental de Villavicencio desde 2015, y que venció su última prórroga el día de hoy.

“Desde el Gobierno departamental no encontramos un punto de equilibrio financiero que nos permita recibir el Hospital Departamental de Villavicencio, por eso le hemos pedido a la Superintendencia Nacional de Salud continuar con la intervención. Por nuestra parte seguiremos analizando la parte financiera, contractual y administrativa para seguir construyendo la ruta de fortalecimiento para la prestación de servicios y atención al público”, señaló la mandataria metense.

La decisión se tomó tras iniciar un proceso de empalme, para retomar el control del Hospital,  que inició el pasado 4 de febrero ante la proximidad de la fecha de terminación de la intervención al centro médico, y se conoció un detallado informe que da cuenta de la gestión realizada por la Superintendencia de Salud a través del equipo de intervención en aspectos como: recuperación de cartera, incremento en el número de servicios prestados por el Hospital con el consecuente aumento de facturación, y una atención adecuada a pesar de las dificultades que afronta el sector salud en la región, factores que han sido favorables para el centro médico. 

Teniendo en cuenta la mejoría que ha tenido el centro médico, la Gobernadora del Meta envió la semana pasada  una misiva al Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo, donde pidió continuar con el proceso que adelanta la Superintendencia de Salud en el Hospital Departamental de Villavicencio.

En la comunicación se expusieron las razones para no retomar la administración del centro médico.

“Debido a la situación financiera del departamento, no se podrían asegurar nuevos recursos para el Hospital en esta nueva vigencia, debido a la disminución de las rentas propias y las regalías del petróleo, situación que ha sido expresada en repetidas oportunidades en la Federación Nacional de Departamentos y Presidencia de la República, en donde se evidencia que hoy nuestro ente territorial no es el mismo financieramente que hace algunos años.

“Los ingresos corrientes han tenido un incremento importante durante las vigencias 2017 y 2018. Sin embargo, el recaudo por venta de servicios sigue estando en un promedio del 50 %, situación que genera un rezago mensual que se refleja en las cuentas por cobrar y cuentas por pagar.

Este comportamiento de las finanzas del Hospital, aunque muestra una tendencia a la mejoría, y que además ha contado con recursos de Fonsaet y el esfuerzo del departamento del Meta (22 mil millones de pesos) a través del programa de Saneamiento Fiscal y Financiero, se da en el marco de un sistema de salud complejo con EPS que generan inoportunidad en el giro de recursos, todo lo cual conlleva a dificultades de sostenibilidad y viabilidad de la entidad.”, se lee en la misiva. 

 Tras un análisis hecho por el Comité de medidas especiales de la Superintendencia Nacional de Salud, el Ministerio de Salud y Protección Social y el diálogo con la mandataria departamental, Fabio Aristizabal, Superintendente Nacional de Salud, anunció en la socialización de la medida, que la intervención de la Supersalud se extenderá por nueves meses más en el Hospital Departamental de Villavicencio,.

Es importante aclarar que el Hospital Departamental de Villavicencio después de la intervención ha logrado salir adelante y apoyamos la decisión de la gobernadora Marcela Amaya, cuyo único interés es proteger la vida y la salud de todos los usuarios de la región”, señaló el superintendente Nacional de Salud durante la socialización de la situación actual del centro asistencial más grande de la Orinoquia.

Así mismo, Aristizábal Ángel indicó que durante la intervención de La Supersalud se alcanzaron metas importantes, siendo un hospital viable y permitiendo brindar todos sus servicios y algunos adicionales, con el apoyo decidido de la Gobernación del Meta.

Y recordó el Superintendente que con el cierre de las clínicas Marta y Llanos, toda la atención de la región se ha trasladado al Hospital Departamental, y que se continuará con la intervención y el seguimiento a todas las actuaciones que hoy hace la entidad.

“El hospital tiene algunos programas que son bandera y que han generado buenas expectativas en la población, como son hospitalización en casa y gastroenterología, oncología, entre otros”, afirmó Aristizábal Ángel, quien sostuvo además que se hará un acompañamiento permanente desde la Superintendencia, donde la Gobernadora y el Secretario de Salud del Meta estarán atentos.

Por su parte Jorge Ovidio Cruz,  secretario de salud departamental precisó que la prórroga de intervención al Hospital, “es una decisión muy responsable, tranquila, bien analizada, donde hay que revisar el contexto de un país con un sistema de salud complicado. A esta administración le faltan solo 10 meses para acabarse, con una situación económica de departamento compleja, donde la mejor decisión fue decirle al Superintendente que continúe y nos ayude a resolver los problemas de los hospitales nuestros”.