Suspenden a sacerdotes en el Meta por supuestos nexos con red de pedofilia

La Iglesia Católica ha promovido una política de tolerancia cero en casos de abusos sexuales que impliquen a sus sacerdotes. Foto: Cortesía Periódico El Universo de Ecuador.

A pocas horas de iniciar la Semana Santa, un escándalo estalló en la Iglesia Católica de la Orinoquia. Se trata de la suspensión de al menos 19 sacerdotes por estar inmersos en una investigación de pedofilia, de acuerdo a fuentes de la Fiscalía General.

Mediante un comunicado, la Arquidiócesis de Villavicencio confirmó que «inició un proceso de investigación preliminar y decidió Ad Cautelam (sic) suspender del ejercicio del ministerio sacerdotal a los sacerdotes implicados. Esperando el inicio de proceso canónico penal y respetándoles el debido proceso».

Algunas fuentes sostuvieron que se trata de al menos 14 religiosos de Villavicencio, uno de San José del Guaviare y cuatro de otros municipios del Meta. Aunque periodicodelmeta.com  conoce el nombre de algunos de los implicados, se reserva el derecho a publicar sus identidades y las iglesias donde laboraban, hasta tanto halla resultados de las investigaciones preliminares.

De acuerdo a la misma Arquidiócesis de Villavicencio,  el pasado 14 de febrero del 2020 un ciudadano, mayor de edad, puso en conocimiento de las autoridades de investigación, «hechos contra la moral sexual de parte de algunos sacerdotes», dice el comunicado.

«Conocida la noticia y siguiendo los protocolos de la Comisión Arquidiocesana de
Protección de Menores esta noticia se puso en conocimiento de la Fiscalía seccional
y nos pusimos en total disponibilidad para colaborar con las investigaciones que
tengan lugar en este caso», explicó  la Arquidiócesis.

Fuentes consultadas por este medio dijeron que se trataría de religiosos que podrían estar inmersos en una red de pedofilia en la región, denunciada por una de las personas que fue víctima de abusos sexuales. La situación se vendría presentando desde hace algunos años.

«Conscientes de que estos actos son de suma gravedad, la Arquidiócesis de
Villavicencio, deplora y siente un profundo dolor por esta situación (…) Teniendo como prioridad a la presunta víctima, le expresamos nuestro profundo dolor
y solidaridad y le hemos ofrecido un acompañamiento psico-espiritual. Ratificamos
nuestro compromiso de actuar con claridad y transparencia para el bien de él y de la
Iglesia», explica la Iglesia en su comunicado.

Extraoficialmente se conoció que monseñor Oscar Urbina, arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal, está confinado, en oración y profundamente afectado por la situación y por ahora no dará declaraciones. La decisión de dar a conocer las investigaciones penales contra los sacerdotes, se dio en el marco de lineamientos ordenados  por el Papa Francisco y la Conferencia Episcopal Colombiana de ‘tolerancia cero’ con los abusos sexuales de parte de clérigos.

«Invitamos para que se den a conocer situaciones en donde alguno de nuestros miembros
eventualmente haya traicionado su vocación de servicio y entrega al Señor y a la comunidad», sostiene la Arquidiócesis en el comunicado.

La situación penal de los sacerdotes se conoce apenas una semana después de que el Papa Francisco conmoviera al mundo entero con su oración Urbi et Orbe, en la cual llamó a los fieles de todas las religiones a unirse en la fe y a no tener miedo en las circunstancias de la pandemia del coronavirus.