Talleres de mecánica, los ‘motores’ del empleo en la región

Talleres de motos son los mayores generadores de empleo.

Se trata del sector que, lejos de las comidas o el comercio textil, más personal está ocupando en la capital del Meta, según las estadísticas. 

Por: Luissa Fernanda Pérez /Especial Periódico del Meta

Si bien es cierto que en la lista de emprendimientos rentables el comercio de bienes como las comidas rápidas, la venta de ropa y los accesorios lideran los primeros lugares en materia de generación de empleo, hay una actividad poco reconocida que está haciendo un aporte fundamental a la economía de Villavicencio.

En el mercado del cambio de aceites, pastillas y repuestos para motocicletas, recae en estos momentos el sector que más está generando empleo en la cuidad, de acuerdo a varias estadísticas.

Según Jorge Arango, director de Fenalco en el Meta, “en el departamento hay 250 talleres de motos debidamente registrados, lo que según los cálculos estaría generando empleo para más del 25% de la población”.

Una cifra nada despreciable porque se ubica como el sector comercial que más jalona la empleabilidad, por lo menos en Villavicencio, especialmente para personas menores de 30 años.

El barrio San Isidro en la ciudad de Villavicencio, más conocido como el sector del 01, es popularmente el mercado del comercio dedicado a motocicletas, allí hay alrededor de 90 locales en los que se pueden encontrar talleres de reparación, comercio de motos y venta de repuestos, bien sea de casas autorizadas o también mercado negro de repuestos.

“Aquí vienen desde personas con motos muy costosas hasta el domiciliario que necesita urgente su moto para poder seguir trabajando”, dice David, propietario de un taller de motos en el sector de ‘01’.

Y es que tras la pandemia, emprender, movilizarse rápidamente, pedir a domicilio incrementó la  compra de estos vehículos. Según cifras del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), en el Meta hay 432.399 motos registradas hasta la fecha.

Eso significa que en promedio cuatro de cada diez habitantes del departamento tienen por lo menos una moto y eso también explica la cantidad de talleres para su reparación.

Las cifras las respalda el más reciente Boletín Económico del Banco de la República, en donde, de acuerdo a cifras del DANE, el segmento de reparación de automóviles en Villavicencio es el sector comercial más importante.

Gráfico empleo por sectores comerciales. Fuente DANE

El Meta es un departamento que se presta para adquirir moto. Con la pandemia, este vehículo se volvió una herramienta de trabajo que contribuye a la economía familiar por lo que el incremento en su adquisición es notorio.

Otro punto a su favor es el desplazamiento entre municipios, pues con las motocicletas, además de no pagar peajes, resulta relativamente rápido transitar entre poblaciones.

Felipe Gómez, dueño hace tres años de un taller de motos en el barrio San Isidro, afirma que “el negocio es muy rentable puesto que la moto es un vehículo que además de ser económico, es de menor costo para movilizarse y para adquirir, por lo tanto, son muchas las personas las que recurren a comprarlas”.

Solo en el taller de Felipe se genera siete empleos en temporada baja, porque la temporada alta, que empieza ahora en octubre y va hasta diciembre, recibe a más personal, teniendo hasta unas 10 o 12 personas en total.

“La gente prepara las motocicletas para viajar, en esta época es donde recibe a más personal para trabajar en los talleres, aunque eso es muy relativo, en general todo el año es movido”, aseguró Felipe Gómez.

Un taller de motos, sí ya está acreditado, son la seriedad en el trabajo, puede recibir hasta 30 motos diarias, independientemente de las temporadas; la diferencia es que, en temporada alta, el tope se completa en menos de medio día, dicen los propietarios consultados.

 “Hay temporadas donde a las 11:00 a.m. no podemos comprometernos con más motos porque ya está lleno el cupo del día, en caso de recibirlas, es con la condición de entregarlas al siguiente día, por eso es que a veces se necesita más gente”, puntualizó Gómez.

Lo que, sí recomienda a los usuarios que recurren a tomar estos servicios, es que revisen bien los lugares a los que llevan sus motos, ya que hay mucha gente que por ahorrarse dinero, termina poniendo repuestos que no son tan confiables técnicamente para la seguridad de los vehículos.