“Tenemos una infraestructura subutilizada”, Gerente del Hospital de San Martín

El gerente del hospital realiza gestiones para aprovechar al máximo la infraestructura instalada, por lo que se proyecta a hacer realidad el sueño de los sanmartineros de que sus hijos nazcan en su lugar de origen.

El gerente del Hospital Local de San Martín, Hernando Hernández Silva (H.H), en entrevista con Periódico del Meta (PDM) comentó acerca de las nuevas especialidades habilitadas en este municipio, con las cuales se pretende descongestionar la remisión de pacientes a los hospitales departamentales de Granada y Villavicencio.

PDM: ¿Cuánto tiempo lleva en este hospital y cómo lo encontró?

H.H: Estoy terminando el sexto mes de gestión. Encontramos un hospital sin deudas. Hacia 2015 transitó por un proceso de reorganización fiscal debido a una situación de alto riesgo financiero que tuvo. Encontramos un manual de funciones de empleados y estatuto de contratación del hospital desactualizado; un sistema de seguridad y salud en el trabajo inexistente; un sistema de control interno muy precario en sus avances, y nos pusimos la tarea de gestionar a la par con la pandemia.

PDM: ¿Qué servicios ofrece el hospital?

H.H: Es un hospital de baja complejidad que tiene atención en medicina general, tanto en el área de urgencias como en el de consulta externa, y los diferentes programas de promoción y prevención. Tiene odontología general, un laboratorio clínico básico, y tiene la posibilidad de hacer transporte básico de pacientes.

Tenemos un trabajo fortalecido de crecimiento y desarrollo, tenemos 400 niños activos. También enfatizamos mucho el tema del cuidado del binomio madre – hijo, desde los controles prenatales hasta el proceso de atención del parto, o por lo menos, de la atención del riesgo obstétrico. En este momento tenemos activas 109 mujeres en embarazo.

PDM: ¿Cuántos partos puede atender el hospital?

H.H: Estamos atendiendo en promedio tres partos por mes, o sea, en el 2020 hemos atendido intrahospitalariamente alrededor de 32 partos, el cual es un número bajo porque no superamos ni siquiera el 30 por ciento de atención, cuando la capacidad resolutiva de un hospital de primer nivel debería ser mucho más grande.

PDM: ¿Qué está pasando en este aspecto?

H.H: La capacidad instalada y la capacidad asistencial de los hospitales de baja complejidad se queda corta, frente a todos los criterios de riesgo obstétrico que hoy se dan. Los médicos del hospital deben tomar la decisión, en un momento dado, de trasladar las maternas hacia un hospital de mediana complejidad donde se garantice la seguridad de ella y de su bebé.

La mayoría de partos sanmartineros se dan en Granada, y es un reclamo constante de la comunidad, pero si existe cualquier nivel de riesgo, preferimos que se trate en un hospital que tenga las condiciones.

PDM: ¿Cuáles son las principales causas de consulta?

H.H: Tenemos ahí los pacientes crónicos, diabéticos, hipertensos, con enfermedades renales crónicas, con enfermedades pulmonares crónicas. En general tenemos un número aproximado de más de 800 pacientes activos en estos programas de crónicos.

PDM: ¿Cambió de categoría el Hospital de San Martín?

H.H: Para este año el Ministerio de Salud, junto con la Secretaría Departamental, publicaron el documento actualizado y a nuestro municipio le dieron una categorización que sigue siendo de baja complejidad, pero en una tipificación que se llama 1C.

En esa tipificación nos indican que, si tenemos la capacidad instalada y financieramente, arranquemos con tres especialidades básicas que son: ginecología, medicina interna y pediatría. Desde el primero de octubre el hospital cuenta con estos servicios.

PDM: ¿Cómo se beneficia la comunidad?

H.H: Los usuarios de San Martín se enfrentan al tema de oportunidad, pues deben esperar a que la EPS los remita, según la agenda, al especialista en alguno de los prestadores de servicios en Granada, Villavicencio, y en algunos casos Acacías, lo que implica un gasto adicional.

De pronto se puede pensar que un pediatra está a la vuelta, pero a veces no alcanzamos a entender en un municipio como el nuestro, el impacto tan grande que tiene el servicio de salud de estas características ahí a su propio municipio.

PDM: ¿Cómo se presta este servicio?

H.H: Tenemos pediatra ginecólogo y médico internista que asisten una vez por semana, es decir, al mes hacen cuatro sesiones de consulta cada una de 25 pacientes, para el mes de octubre llegamos casi al centenar de consultas.

Estamos atentos a que las EPS nos autoricen y nos paguen y afortunadamente el proceso de negociación va muy bien, pero también llegamos a la conclusión de que no es suficiente.

PDM: ¿Cómo ofrecer una atención integral?

H.H: Tenemos la certeza de que no basta tener un especialista en el hospital sino tenemos también un laboratorio clínico especializado, porque, aunque el paciente no se desplaza para la consulta igualmente lo debe hacer porque el laboratorio no puede solventar ese requerimiento.

Próximamente estaremos firmando un convenio con el municipio donde la administración hace una cofinanciación para la adquisición de un equipamiento especializado de laboratorio, fruto de la voluntad política y de la gestión de la dirección local de salud, y el hospital también le corresponde su parte.

PDM: ¿Cuál es la proyección del hospital?

H.H: Ya hicimos el primer acercamiento con la Secretaría de Salud Departamental y con el Ministerio, para ir llevando esto a un nivel más allá en su concepto de integralidad, y es que queremos llevar esas especialidades a la posibilidad de que los pacientes se hospitalicen ahí en San Martín, y que en ginecología se puedan hacer cirugías programadas. Contamos con una infraestructura espectacular que está subutilizada, y si el proceso se da como está previsto, en el primer semestre del 2021 estaremos ofreciéndole a las personas, no solo el escritorio con el especialista sino sus laboratorios y ahora sí los niños nacerán allí.

PDM: ¿Cuál ha sido la reacción de la gente?

H.H: Se dieron dos fenómenos que nos llamaron mucho la atención:, cómo aún se presentan algunos inconvenientes para autorizarle a sus usuarios eso, la oferta que nosotros comenzamos a generar inició una presión muy fuerte de los usuarios hacia esas EPS y comenzaron a solicitarle que sus citas fueran en San Martín.

El otro fenómeno es que personas que tienen capacidad de pago que se acercan el día que va el especialista y acceden al servicio de manera particular. En cada jornada de consultas especializadas 10 a 12 consultas se realizan de forma particular, ya que contamos con un portafolio accesible.