Terminal de Transportes de Villavicencio le apuesta a la energía solar

El puerto terrestre ha ahorrado 30% de energía por la instalación de paneles solares en sus instalaciones.

Desde el año 2016 la Terminal de Transportes de Villavicencio inició un proyecto de generación de energía fotovoltaica, con el que se busca reducir los niveles de contaminación del medio ambiente y el consumo de energía de esta entidad en un 50 por ciento.  

Con el proyecto, el puerto terrestre también se ha preocupado por ingresar a la tendencia nacional de energías renovables, que buscan no solo contribuir a la conservación del medio ambiente, sino al uso de fuentes alternativas de energía en sus instalaciones.

Con este propósito se instalaron en el techo de la Terminal 57 paneles solares que generan aproximadamente 1.5 kilovatios mensuales, que permiten, entre otras, ahorrar un 30 por ciento de la energía que requiere el puerto terrestre para el funcionamiento y abastecimiento de sus instalaciones.

Desde abril, las casi 300 personas que trabajan en este lugar y los más de 2 millones de visitantes que se movilizan por este puerto (al año), cargan sus celulares en la toma corriente que ahora son de energía solar, así como los computadores, neveras, estufas, televisores y demás aparatos empleados para las operaciones funcionan con la energía de los paneles solares.

“Hay que recordar que este proyecto solo genera energía durante el día, es decir, no tiene la fase de almacenamiento. Sin embargo, con lo que hoy hemos generado la Terminal no sólo ahorra en temas de consumo, sino que a largo plazo tendrá una eficiencia en el gasto”, explicó, Alcides Andrés Socarrás, gerente de la Terminal de Transportes.

Agregó que, con la instalación de este sistema solar autónomo, que capta siempre y directamente los rayos del sol, se puede aumentar la eficiencia de generación de energía de la Terminal entre el 30 y el 50 por ciento. “Lo que estamos buscando  es que con el ahorro que hemos venido realizando durante este año, el próximo se pueda presentar un proyecto para ampliar de 57 a 100 paneles y  así tener un mayor ahorro de energía”, sostuvo el directivo.  

 Este sistema de paneles solares es único en el departamento del Meta y la Terminal de Transportes es la primera empresa pública en implementarlo en esta zona del país. La puesta en marcha de este sistema de generación de energía solar, que tiene una vida útil de 25 años y una garantía de diez, le costó al puerto terrestre alrededor de 120 millones de pesos.

Según el directivo, desde que se puso en marcha este programa ecológico, la Terminal de Transportes ha dejado de emitir 16 toneladas de CO2.