Torre C del puente Chirajara será demolida el próximo miércoles

Puente Chirajara Gustavo Torrijos - El Espectador

A través de una misiva la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) informó a las autoridades regionales del Llano y la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, que la fecha para llevar a cabo la implosión de la pila C del puente atirantado de Chirajara, será el próximo  miércoles 11 de julio hacia las 2:00 de la tarde.

La concesionaria señala en la comunicación, que teniendo en cuenta la velocidad del viento y el tráfico en la zona, se llevará a cabo la demolición de la estructura que quedó en pie.

“Daremos inicio a las gestiones y trámites que demanda la realización de esta actividad en la fecha mencionada”, señala la concesión.

Para llevar a cabo la demolición, se realizará el cierre total de vía una hora antes (a las 13: 00 horas) hasta una hora después de la actividad (15:00 horas) a la altura de los peajes Naranjal y Pipiral respectivamente.

Se contará con un completo operativo de seguridad, conforme al Plan de Contingencia elaborado por Coviandes, el cual contará con el apoyo de las autoridades y organismos de socorro de la región.

La implosión la ejecutará el grupo de expertos de la firma Demoliciones Atila Implosión SAS, contratada por la concesionaria Coviandes, utilizando explosivos controlados, lo que disminuye la sismicidad, el impacto en la caída, el ruido y la dispersión de material particulado, lo que resultará en la mínima afectación al entorno, comunidades y usuarios de la vía Bogotá – Villavicencio.

De acuerdo con la concesionaria, la demolición de la estructura necesitará de quince minutos iniciales de preparación, menos de un minuto para la implosión y entre cinco y siete minutos para que se disipe el polvo. Luego se verificará el estado de la estructura.

Para la demolición de la estructura se usarán cerca de 200 kilos de explosivos, 3.000 metros de cordón detonante y cerca de 30 detonadores y participarán once expertos en el tema.

Una vez se normalice la situación en la zona, se dará inició al tráfico vehicular y al proceso de remoción y recolección de escombros, los cuales se harán cumpliendo las medidas ambientales y de seguridad que se tuvieron en cuenta también en la pila B.

La opción de demoler fue recomendada por dos comisiones de expertos. La primera, del Instituto Americano del Concreto (ACI, por sus siglas en inglés), cuyo reporte preliminar fue presentado a finales de enero. En él, los ingenieros aseguran que la parte que quedó en pie presenta grietas y está en “riesgo inminente de desplome”.

La segunda, de la propia interventoría, que contrató a una firma mexicana (Mexpresa) para analizar el desplome, concluyó que éste se dio por fallas de diseño y sugirió que la torre que quedó en pie debe ser demolida pues, al ser una estructura gemela a la que se cayó, presenta los mismos problemas y está en riesgo de desplome.

El viaducto de Chirajara se encuentra en construcción desde enero de 2014 y estaba a punto de ser terminado, sin embargo, una falla en su diseño provocó la caída de una de las vigas transversales del puente atirantado en enero de este año. l desplome parcial del puente de Chirajara dejó a nueves personas muertas.