domingo, 25 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Una mano al zocay, un mono metense y muy fiel


Una mano al zocay, un mono metense y muy fiel 1
Mono zocay, primate metenses que está en riesgo.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por Mónica Oviedo/ Especial para Periódico del Meta

A través de un proyecto de ordenanza, la Universidad de los Llanos y la Asamblea Departamental del Meta buscan la conservación del mono zocay una especie endémica de la que se tenía poco conocimiento pero que solo se puede ver en este departamento.

Puede interesarle también: Quieren darle una vuelta de ‘campanilla’ al coleo

La especie, fue estudiada por Unillanos con el apoyo de la Fundación William Barrios y el proyecto Zocay, un proyecto independiente dirigido por la primatóloga especialista Xiomara Carretero, que hace monitoreo de la especie en San Martín, donde pudieron determinar algunas de las zonas en las que habitan estos primates y los riesgos a los que están expuestos.

Con el estudio buscan promover medidas para la conservación de esta especie para que sean incluidas en el ordenamiento territorial de Villavicencio, iniciativa que está siendo apoyada por el diputado Andrés Jaramillo a través de una propuesta de Ordenanza.

Esta propuesta, entre otros temas, incluye los requerimientos ecológicos del mono Zocay dentro del ordenamiento territorial de Villavicencio y el Meta no solo en las áreas urbanas, sino que también se extiendan a las áreas de distribución de la especie, explicó Martha Ortiz Moreno, docente e investigadora de Unillanos.

“La idea de la ordenanza es poner restricciones específicas para evitar la urbanización en las zonas donde habita el zocay, que las áreas donde viven se integre dentro del paisajismo de las obras y que se mantenga la conectividad para que ellos se puedan movilizar”, manifestó Ortiz Moreno.

Lea: Presos de Acacías reforestan para resocializarse

Dicha propuesta, que hasta ahora inicia su camino para convertirse en Ordenanza, también incluiría la reducción de impuestos en los predios donde se conserve la especie y realicen trabajos de recuperación de zonas afectadas por el hombre.

Así mismo, indicó la relevancia del zocay, pues se convierten en una especie bandera para proteger este tipo de hábitat en conservación de los bosques del piedemonte y los riparios de áreas bajas (agrupaciones arbóreas en las riberas de las corrientes de agua), que son indispensables para la conservación del recurso hídrico, para mantener servicios ecosistémicos como la polinización, control de plagas, entre otros.

Para conservarlo

Una mano al zocay, un mono metense y muy fiel 2
Campañas para proteger su hábitat.

Para la protección de esta especie, según lo manifestó la docente, es indispensable el Distrito de Conservación Kirpas – Pinilla – La Cuerera que tiene un área aproximada de 294 hectáreas y está ubicado en la comuna cinco de la capital del Meta.

Este, “paradójicamente es una de las áreas protegidas del orden municipal que está siendo más afectada por la ocupación informal para usos agropecuarios como comerciales y residenciales, ya que ahí fue donde encontramos mayor densidad de presencia de la especie”, indicó la docente.

Igualmente, explicó que la ronda hídrica de caño Buque, es un área importante debido a que permite la conexión con la reserva de Buenavista y Vanguardia para tener grandes fragmentos de conservación y movilización de la especie para que puedan desplazarse moverse dentro del paisaje.

La docente también hizo un llamado de atención al humedal Charco Oasis, donde aún queda un grupo familiar y que está experimentando problemáticas tanto por la intervención del área, la mala gestión de residuos sólidos y líquidos.

“Allí al parecer hay intervenciones de los humanos para fotografiarlos y tráfico de mascotas, es un fragmento aislado que no tiene conexión con otros bosques, por lo que recomiendan la instalación de pasa faunas para aumentar la conexión de esa área perdida por el desarrollo urbano”, puntualizó Ortiz Moreno.

Mono especial

Además de ser una especie endémica del Meta, es decir que a nivel mundial solo existe en este departamento, tiene unos comportamientos específicos que lo hacen único, pues evitan compartir el territorio con otros primates, aunque la falta de hábitat los ha llevado a convivir con otros monos, pero su prioridad es estar aislados.

Son monógamos, es decir que solo tienen una pareja y su unidad familiar está conformado por macho, hembra y dos crías que son cuidadas por el macho, y con quienes tiene un comportamiento afectivo muy cercano; todo el trabajo o actividades las realizan estos primates es realizado de manera cooperativa.

“Las crías al ser juveniles migran para formar sus propias parejas evitando la endogamia, por lo que es importante que tengan movilidad entre los paisajes para que no se inicien a reportar enfermedades genéticas por comportamiento endogámicos”, explicó Martha Ortiz Moreno.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales