Vestida de garza… ‘ganadera’

Las garzas hacen parte del paisaje típico del Llano y son fuente de inspiración para los cantautores.

Por Liza Zarta Velez. Especial Periódico del Meta

La garcilla bueyera, espulga buey, o garza boyera o mejor conocida como garza ganadera, fue la especie que más apareció en el pasado Global Big Day.

“Vestida de garza blanca la brisa de la mañana trajo en el arpa viajera, para celebrar contigo el día de tu cumpleaños mi muchachita llanera…”

Como la letra del pasaje llanero del compositor Cristóbal Jiménez, y que se canta para los cumpleaños de las quinceañeras en la sabana, muchos han visto en esta ave una inspiración para cantarle no solo al paisaje sino a la belleza de la mujer. 

También el bambuco se ha nutrido de las garzas como musa, cuando el maestro Jorge Villamil escribió:

Tienes los ojos tristes, garza morena
guarda nostalgia en tus ojos que causa pena
de amores que engendraron ilusiones muertas

La cual hicieron popular Garzón y Collazos, cuando la música colombiana era escuchada en casi todas las emisoras.  

Y aunque hay muchas y variadas especies, la que más pudo verse en el departamento del Meta, en el pasado Global Big Day, fue la garza ganadera, es decir la que comúnmente vemos en los hatos y esteros al atardecer llano adentro. 

De acuerdo a la jornada de avistamiento de aves más grande del mundo, y en la cual participaron desde expertos ornitólogos hasta aficionados gomosos, la garza apareció en casi todos los reportes de quienes asistieron a la actividad. 

La garza ganadera habita en regiones tropicales, subtropicales y templadas de planeta, según Elvis Felipe Quintero especialista en aves de la Asociación de Aventurismo  del Meta ‘Aves Meta’. Según el experto, esta garza fue traída al territorio nacional hace aproximadamente 60 años, en un cargamento de ganado que venía desde África.

“La garza ganadera es una de las mayores colonizadoras del país, se encuentra en todas partes, además son las aves que forman las familias más grandes en los garceros”, explicó Quintero.

Por esta razón es común verla en los garceros en grandes cantidades y conforman uno de los paisajes más hermosos en las tardes del Llano.

Esta ave esbelta de color blanco con plumas doradas o anaranjadas en la cabeza y cuello en la temporada de cría, anida en colonias. A diferencia de las demás garzas se alimenta en hábitats herbáceos secos donde se alimenta de insectos y vertebrados pequeños como saltamontes, grillos, moscas, polillas, arañas y lombrices, según el integrante de Aves Meta.

Su tamaño es de 46 a 56 centímetros de largo, tiene   pico robusto, cuello corto y ancho. Fuera de la época de cría tienen el plumaje blanco, el pico amarillo y las patas grisáceas. Durante la época de apareamiento los adultos desarrollan en las plumas de la espalda, cuello y cresta una coloración naranjada. Ambos sexos son de apariencia similar, sin embargos los machos son un poco más grandes y tienen las plumas nupciales más largas que las hembras.

 La garza ganadera, es conocida   por seguir al ganado y a los grandes animales en las sabanas, siendo así un controlador natural de los parásitos del ganado como los tábanos y las garrapatas. Esta especie emite una llamada sorda y gutural que suena como rick-rack en las colonias de cría, pero se mantiene silenciosa el resto del tiempo.

Por otra parte, es importante recordarles a las personas que la tenencia de animales silvestres es un delito que está penalizado por la ley, las aves silvestre y mamíferos deben estar en libertad, además es una obligación respetarle sus hábitat y ecosistemas, concluyó Elvis Quintero.

Publicidad