Vía antigua al Llano está cerrada por múltiples derrumbes

La Vía antigua Bogotá-Villavicencio permanece cerrada como consecuencia de cuatro gigantescos derrumbes que se registraron en la noche de este martes, en los kilómetros 81 y 86 en el sector de Servitá.

La emergencia se registró producto de las lluvias de las últimas horas, en especial en el piedemonte. Alrededor de 5.000 metros cúbicos de tierra se desprendieron de una montaña, lo que originó la obstrucción del corredor vial.

Al sitio de la emergencia se trasladó  desde las primeras  horas de la mañana el director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Villavicencio, Juan Carlos Guzmán, quien confirmó  que por ahora siguen los trabajos  con  maquinaria pesada en el sitio, para  rehabilitar el paso por este sector de la antigua vía.

Agregó que tras realizar  inspección en el lugar de los hechos, se  estableció que la vía presenta un total de cuatro  deslizamientos en dos puntos del sector de servitá.  

Por su parte, Hugo Hernán Herrera, subdirector de Prevención y Atención de Emergencias del Instituto Nacional de Vías (encargada de la operación y mantenimiento de la antigua  vía) señaló que estará al frente de las acciones que se requieran para normalizar el paso por este corredor.

Entre tanto, el Ministerio de Transporte autorizó el paso de tracto-camiones con cargas peligrosas y motocicletas por los túneles de Buenavista y Bijagual.

Por ahora, se desconoce el tiempo que tardarán los organismos de riesgo para habilitar la vía.