Villavicencio estrena Centro de Protección y Prevención a personas CP-3

Alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, inauguró Centro de Protección y Prevención a personas CP-3

Los ciudadanos que se vean involucrados en riñas, peleas callejeras y demás altercados que atenten contra la sana convivencia y pongan en riesgo su vida o la  de terceros,  tendrán un centro para su atención inmediata, al ser inaugurado este lunes el Centro de Protección y Prevención a personas CP-3.

A este centro serán trasladadas las personas que  deambulen en estado de indefensión, con grave alteración del estado de conciencia, bajo efectos de bebidas alcohólicas o sustancias psicoactivas. También quienes estén en peligro de ser agredidos, se hayan involucrado en riñas, presenten comportamientos agresivos, temerarios o que estén realizando actividades peligrosas o de riesgo.

El CP-3 además de servir como albergue para las personas que sean encontradas en la calle en estado de indefensión, también realizará capacitaciones, talleres y otras actividades de formación en temas como el Código Nacional de Policía, derechos humanos, violencia intrafamiliar, autoayuda y superación personal, consumo de sustancias psicoactivas, prevención y promoción en salud, así como orientación psicológica y social.

El centro de Centro de Protección y Prevención a personas CP-3 tendrá acceso restringido a mujeres en estado de embarazo o lactancia, personas invidentes y mayores de 60 años y habitantes de calle en estado de desaseo.

El alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, quien presidió la inauguración de este centro, señaló que gracias a la articulación de la de la Personería, la Procuraduría regional y provincial y el Concejo municipal, se pudo dar apertura a este centro.

“ Gracias a la articulación de estas entidades hoy ponemos en funcionamiento este centro, el cual cambiará la seguridad en Villavicencio.  Va ser un lugar de protección y prevención. Esto no es una cárcel ni un centro de detención sobre la base del delito, es para cuidar a los ciudadanos en estado de debilidad manifiesta o que se encuentren en vulnerabilidad dada su condición de drogas o alcohol. En este centro vamos a evitar que se generen más crímenes”, explicó el alcalde de Villavicencio.

Añadió, que quienes hayan sido conducidos al CP-3 no podrán permanecer en el centro más de 12 horas. “La idea es que en el transcurrir de ese tiempo se defina su situación por parte de lo que tiene que ver con las autoridades judiciales y se defina su paso bien sea a un centro de reclusión de nivel superior o pueda ser trasladado a su vivienda o a un lugar de atención médica”, indicó Harman.

El alcalde sostuvo,  además,  que el año inmediatamente anterior se presentaron 11.000 riñas en la ciudad. Ante este panorama, indicó, que riña que se genere en la capital del Meta será atendida en este centro, para evitar que se presenten alteraciones de orden público y se atente contra la vida de los ciudadanos.