10.000 personas trabajarán en desminado en Colombia

El próximo año habrá en Colombia 10.000 personas trabajando en el proceso de desminado, que busca que el país esté libre de ese tipo de artefactos en 2021, informó este martes el Presidente Juan Manuel Santos

El mandatario intervino en el Foro de Expertos de la Iniciativa Global de Desminado para Colombia, en el que participan 85 invitados de 28 países, con el objetivo de promover las acciones para eliminar las minas de aquí al 2021 y reforzar los mecanismos de cooperación internacional para ese fin.

“Este año tenemos 700 hombres y mujeres en el terreno, y 5 mil más en entrenamiento… ¡El próximo año serán 10 mil dedicados al desminado!”, anunció.

El jefe de Estado presentó ante los asistentes al foro el caso del mayor del Ejército Manuel Alejandro Cardona, a quien le estalló una mina antipersonal en los pies en 2006, en una operación en el departamento del Meta.

Manifestó que en lugar de amilanarse, el mayor Cardona, una de las 11.400 víctimas que hay en el país,  ha dedicado su carrera al desminado humanitario y el próximo mes se va a sumar a los más de 5 mil hombres que hoy se entrenan para trabajar en esa misión en casi 700 municipios de Colombia.

“Es difícil imaginar un arma más cruel, más inhumana, que una mina antipersonal, que no solo explota al paso de campesinos, niños, mujeres y soldados, sino que genera terror y miseria con el solo hecho de estar enterrada, esperando explotar”, expresó.

El Presidente señaló que “Colombia está muy cerca de poner fin a más de medio siglo de conflicto y comenzar a escribir un nuevo capítulo de su historia. Un capítulo en el que el desarrollo, la educación y el progreso –no la guerra– serán los protagonistas”.

Pero advirtió que “en un país minado no es posible una paz completa: un territorio con minas antipersonal es un territorio estéril, sin futuro”.

Explicó que “la sola sospecha de presencia de minas frena la inversión, impide la sustitución de cultivos, la restitución de tierras, el trabajo del campo”.

Recordó que por eso Colombia adquirió el compromiso de llegar al año 2021 como un país totalmente libre de minas antipersonal, de municiones sin explotar y de restos de guerra.

Además, Colombia ratificó en el 2002 la Convención de Ottawa para la erradicación de esas armas no convencionales.

Precisó que en los últimos 8 años se desminaron 24 municipios del país, cinco de los cuales ya fueron declarados libres de sospecha de minas antipersonal.

“Hoy Colombia tiene dos brigadas del Ejército, un batallón de infantería de la Armada y un grupo especializado de la Fuerza Aérea, dedicados exclusivamente al desminado”, agregó.

Cooperación internacional

El Presidente de la República resaltó la cooperación internacional para pdoer llevar a cabo el proceso de desminado.

“Quisiera mencionar especialmente a los Estados Unidos y al Reino de Noruega, que nos han dado un respaldo invaluable”, dijo.
 
Explicó que Estados Unidos está apoyando con más de 60 millones de dólares a través de la Iniciativa Global de Desminado y la asistencia técnica al BIDES,  el Batallón de Desminado.

Mientras tanto Noruega –a través de la Iniciativa Global de Desminado ha transferido cerca de 25 millones de dólares y la Unión Europea desde 2011 ha aportado 10 millones de euros y comprometió 4 millones más para este año.

Otros apoyos citados por el presidente Santos son los de Canadá, Corea del Sur, España, Japón y Suiza, con recursos monetarios, maquinaria, proyectos de educación y asistencia a las víctimas.

El gobernante llamó la atención sobre la magnitud del desafío que Colombia tiene en materia de desminado.

“El reto que tenemos por delante es enorme, pues Colombia sigue siendo el segundo país más minado del mundo –y el segundo en número de víctimas–, superado solo por Afganistán”.

Añadió que solo en lo que va del año van 26 víctimas –15 de ellas pertenecientes a la Fuerza Pública y 11 civiles–.

“Nos estamos poniendo unas metas ambiciosas, pero realistas. Ambiciosas, porque la meta es que a la vuelta de cinco años en Colombia NO haya minas antipersonal. Y realistas, porque tenemos el talento, la experiencia y unos socios en la comunidad internacional que nos permiten pensar que semejante esfuerzo es realizable”, puntualizó.

Finalmente, el Presidente Santos consideró que no hay mejor ejemplo de lo que se puede conseguir con la paz que el desminado.

“Imagínense esto: campesinos, soldados, instituciones del Estado, ex guerrilleros y comunidad internacional trabajando juntos para limpiar el campo colombiano de minas”, comentó.

Reveló además que se le acercan delegados de la comunidad internacional y le dicen: “esto es algo que no tiene precedentes en el mundo, y los vamos a seguir apoyando”.

“Por eso quiero ratificar la voluntad del Gobierno nacional –de toda Colombia– de seguir trabajando en el marco de esta Iniciativa Global de Desminado Humanitario para nuestro país. Y estamos listos para invertir los recursos –propios y de cooperación internacional– de la forma más ágil y transparente”, concluyó.