‘Botamos comida por falta de venta’

¿Cómo quedó el sector agrícola después del colapso de la vía al Llano y los incentivos del Gobierno Nacional?

El sector agrícola requiere herramientas y programas que fortalezcan la comercialización de los productos agrícolas de la región, propone uno de los voceros de Agameta.

El cierre de la vía Bogotá- Villavicencio generó pérdidas económicas para el departamento del
Meta. Uno de los gremios más afectados fue el sector agrícola pues, según la gobernación, las pérdidas ascendieron a cerca de 34.700 millones de pesos mensuales. La crisis recayó
especialmente en productores de la región del Ariari, de ello da cuenta el incremento en el precio de los insumos y de los fletes, además del sobrecosto en la comercialización, razón por la cual muchos cultivadores prefirieron botar los alimentos y dejar perder las cosechas, antes que movilizarlas por las vías alternas, pues salía más costos el transporte que la ganancia.

Los productores actualmente tienen problemas de endeudamiento y difícil acceso a la financiación de sus sistemas productivos, a pesar de que el Gobierno Nacional declarar emergencia económica para la región, la situación requiere otros tipos de soluciones. Se calcula que más de 500 agricultores del Meta atraviesan una batalla jurídica para evitar el cobro coactivo y el remate de su tierras y propiedades por la falta de pago.

Periódico del Meta (PDM) habló con Stiven Navarro (S.N.), líder campesino que promueve la
defensa agrícola y quien es vocero de la Asociación de Agricultores y Ganadero del Meta –
Agameta, y Comité por la defensa del Ariari, Güejar y Macarena.

PDM: ¿Cuál es la situación actual de los agricultores del Meta?

S.N.: Los agricultores en el departamento del Meta tenemos una notoria producción, pero
también tenemos problemas, por ejemplo, los productos acá se botan porque no se pueden
comercializar, ahora mismo la papaya y la guayaba, como en otras ocasiones ha sucedido con la leche, perdiendo el 100% de su totalidad, ese es el panorama de lo que estamos viviendo, buenas cosechas, pero con problemas de intermediación.

PDM: ¿Cuáles son las necesidades para el campo en el Ariari?

S.N.: La primera necesidad son los créditos entrampados, junto a la comercialización, el valor agregado de la producción, las vías terciarias, y los mecanismos de rescate para los agricultores. A la fecha, el 90% de los agricultores estamos endeudados y la mayoría reportados, entonces acceder a un crédito es muy complejo, bastante llevamos diciéndole al Ministerio de Agricultura que nos ayude a solucionar este inconveniente, a través de un programa del Fondo de Solidaria Agropecuaria (Fonsa).

PDM: ¿Qué cifras tienen por pérdidas de cultivos?

S.N.: Son pérdidas cercanas a los 150.000 millones de pesos, incluidos los sobrecostos, es muy difícil saber realmente cuánto fue el dinero que se perdió. Como organización consideramos una afectación de 25.000 familias, ya que las tomamos por áreas sembradas.

PDM: ¿Qué soluciones plantea Agameta?

S.N.: Las posibles soluciones planteadas ante el Congreso, y el Ministerio, es primero renegociar el TLC; segundo, tomar unos fondos de rescate para los productores afectados; el tercer punto es el tema de las vías, y el cuarto es que necesitamos plantas de transformación. Si solucionamos estos puntos solucionaríamos el problema de los agricultores, con eso tendríamos nosotros un excelente proceso de comercialización, y valor agregado.

También creemos necesario contar con un sistema de estabilización de precios para todos los productos de la región.

PDM: ¿Cómo avanza el proceso coactivo y por qué embargaron?

S.N.: Agameta presentó una acción de cumplimiento en el Tribunal Superior de Cundinamarca, donde obliga al Gobierno Nacional a reactivar el sector agropecuario, también determina que se pueden hacer compras de cartera para deudas superiores de 20 millones de pesos, y abre la posibilidad de un crédito a 10 años, sin intereses.

Por otro lado, quienes se encuentren embargados y con fechas de remates, puedan presentar esta certificación para señalar que allí cursa una acción y detener esos procesos, a la fecha vamos ahí, no se han rematado las propiedades, porque no se han encontrado ofertantes.

PDM: ¿Qué incentivos han recibido tras el colapso de la vía al Llano?

S.N.: El Gobierno no contempló la crisis, las medidas del gobierno son inocuas, por ejemplo, el crédito Bancoldex fue creado con el propósito de beneficiar a empresas con domicilio en la región que estuvieran afectadas por la contingencia del corredor vial, pero terminó beneficiando a empresas de otras regiones como Antioquia, Magdalena, Atlántico, y no nos vieron a nosotros los pequeños productores, quienes somos los que sostenemos la soberanía alimentaria. Otro caso es la medida en la baja del precio de gasolina, favoreció a los transportadores, pero no los agricultores, quienes somos los más débiles de la cadena productividad.

PDM: ¿Qué productos pueden ser potencia en procesos de transformación?

SN: Todos los productos son fuertes, todos son transformables, porque mantenemos nuestras áreas de siembra todo el año: arroz, maíz, soya, palma, plátano, yuca, frutales, guayaba, piña, maracuyá, cacao y café entre otros. La región del Ariari es rica en agricultura, por eso somos la despensa agrícola de Colombia, producimos para el país, si tenemos tecnología podemos abastecer hasta parte del mundo, necesitamos un acompañamiento serio, uno que no se vayan en programas y capacitaciones, y sin ejecución de proyectos.

PDM: ¿Qué esperan ustedes del próximo gobernador?

S.N.: Nosotros exigimos al próximo gobernante que realice un acompañamiento en todo el
proceso de la cadena productiva hasta llegar a la exportación, también una instalación de plantas de transformación, y que se hagan compras institucionales de maquinaria. Esperamos del próximo gobernador un acercamiento permanente con el agro, frente al tema del endeudamiento creemos necesario que, junto a las alcaldías, el Ministerio y las asociaciones se pueda generar un presupuesto para solventar el tema entre todos.