Un pacto para terminar con la violencia en Villavicencio

Los Jóvenes de los barrios Santa Fe, Industrial y Santander, que han sido estigmatizados por años por vivir en estas zonas de la capital del Meta, consideradas peligrosas, quieren mejorar sus condiciones de vida, salir adelante, encontrar un empleo y ganarse la vida de manera digna, por eso, se unieron a la campaña  “Me mido y convivo”, estrategia que busca promover que las personas sean más tolerantes, y con ello disminuir las cifras sobre hechos relacionados con violencia urbana en Villavicencio.

“Aceptamos este convenio porque el alcalde nos escuchó. Esto algo es muy serio y los jóvenes están comprometidos a cambiar”, indicó Cristian Romero, el mejor Slam (poeta) de Colombia, quien se crio en el barrio Santa Fe.

Por su parte, Felipe Harman, alcalde de Villavicencio, señaló que con esta campaña se logró que los jóvenes de algunos barrios vulnerables de Villavicencio hagan acuerdos de paz para salir adelante y cambiar su vida.

“Estos muchachos quieren realmente darle la espalda a esas bandas delincuenciales que los inducen a la generación de conflictos al interior de la ciudad, y esos muchachos van a contar con nuestro respaldo”, aseguró el alcalde de Villavicencio.

Así mismo, señaló que con esta campaña el gobierno local recuperó las estrategias de resocialización integral, por lo que se buscarán los mecanismos oportunos en el marco del Código de Policía,  y la implementación de la política de gestores paz y de convivencia, entre otros elementos que  se han venido planteando para hacer realidad estas campañas.