Exitosa visita de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a la EAAV

Óscar Parra, gerente de la EAAV en compañía de Natasha Avendaño Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios

La Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño, estuvo en Villavicencio conociendo de primera mano el estado de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio E.S.P en materia administrativa, financiera, técnica, jurídica y comercial.

Durante el primer día se reunió con el alcalde de Villavicencio Felipe Harman para tomar medidas que permitan mejorar la prestación de los servicios públicos en la ciudad, y dijo que Villavicencio es una de la ciudades con mayor dispersión de acueductos comunitarios, en donde el reto es encontrar de manera articulada ese inventario completo de acueductos comunitarios, saber cuál es el número, cuáles son las condiciones y bajo esto diseñar un plan de trabajo periódico que garantice agua de calidad en la ciudad. “Lo que se busca es realizar acuerdos de colaboración entre la Alcaldía, la EAAV E.S.P y los acueductos comunitarios, independientemente si se realiza un acuerdo colaborativo o si se trata de una solución local”.

Durante el segundo día, la superintendente, en compañía del gerente de la EAAV E.S.P, Óscar Parra, recorrió la Planta de Tratamiento de Agua Potable -PTAP- La Esmeralda, para revisar la obra de modernización con la que se proyecta ampliar la capacidad de la planta de 1600 a 2000 litros de agua por segundo. El gerente de la EAAV E.S.P, manifestó que fue satisfactoria la retroalimentación por parte de la entidad que los vigila, y dijo que “hubo un diálogo cordial y constructivo, sin dejar de abordar temas muy importantes como la excelencia en la calidad del servicio de agua que queremos prestar, los retos financieros de la PTAP y el estado de la empresa en temas jurídicos, ambientales y organizativos”.

Al finalizar la reunión se fijaron compromisos de parte y parte para construir una agenda sobre los acueductos comunitarios, actuar rápidamente frente a las alarmas que requieren una gestión pronta, y buscar alternativas que garanticen lo más importante para los villavicenses, la calidad y la continuidad del suministro del agua.