Un plan con agenda propia

Villavicencio, en medio de una difícil coyuntura, discute su futuro con el Plan de Desarrollo del gobierno Harman.

Por David Mora, economista y docente universitario.

La alcaldía de Villavicencio radicó el pasado 30 de abril ante el Concejo Municipal el Plan de Desarrollo Municipal (PDM) “Villavicencio Cambia Contigo 2020 – 2023”, el cual traza la ruta de acción de la actual administración durante los próximos cuatro años. Conozco el documento radicado, ya que integré el equipo de coordinación y formulación del Plan como asesor.

Tal vez le interese leer: Planes de Desarrollo, a modificarse

Este plan es un documento robusto y muy completo, organizado en ocho capítulos así: 1. Componente General, 2. Escuelas de Ciudad, 3. Metodología Construcción del PDM, 4. Caracterización General del Municipio, 5. Diagnóstico de la ciudad, 6. Plan Estratégico, 7. Financiación, 8. Estrategias de monitoreo y evaluación. Por facilidad en la explicación, mencionaré algunos resultados del Diagnóstico, el Plan Estratégico y la Financiación.

El diagnostico evidencia una ciudad desorganizada, fragmentada, con amplias brechas sociales y enormes deficiencias en los servicios públicos, sin ordenamiento territorial y ambiental, caracterizada por la alta violencia – de todo tipo – hacia la mujer y falta de oportunidades educativas, deportivas, culturales y laborales.

Un aparato productivo débil, con PIB Percápita menor a la media nacional en más $4 millones anuales, que solo aporta 25% al valor agregado departamental y 2% al nacional. Dependiente en un 78,4% de las actividades económicas terciarias sujetas a sectores que no tienen transformación productiva, lo que significa poca generación de valor agregado y fuertemente golpeados por los constantes cierres de la vía al llano, dando como resultado que 6 de cada 10 trabajadores vivan en la informalidad. Esto, al tiempo que los sectores que sí generan valor agregado y transformación productiva como el industrial, agroindustrial y agropecuario desaparecen paulatinamente de la producción local, lo que dificulta absorber la creciente oferta laboral llevando el desempleo en marzo al 15,6%; es como retratar parte de la realidad nacional.

Le interesa leer: De proyectos y planes de desarrollo

Lo anterior como resultado de las decisiones políticas de los gobiernos de turno. De orden nacional, quienes han profundizado el neoliberalismo, con libre comercio desigual que quiebra la producción local (nacional) y aumenta la dependencia al ahorro extranjero, las privatizaciones y las reformas tributarias regresivas contra los sectores medios y populares del país. De orden local, quienes han mal administrado los muy escasos recursos municipales, además de acoger y guardar silencio antes las pésimas decisiones nacionales que afectan la ciudad. Ambos niveles de gobierno, envueltos en innumerables casos de corrupción.

Con esta situación, empeorada por la crisis del Covid 19, la alcaldía se propuso el reto de sacar adelante la ciudad, en el marco de un Plan Estratégico compuesto por cinco ejes y veintiún programas asociados, donde se resaltan proyectos como:  Plan de reactivación económica industrial y agroindustrial, Instituto de Soberanía y Seguridad Alimentaria (ISSAV), Centro de Fomento Empresarial (CFEV), Implementar la política pública de empleo decente, Galería Campesina: Plaza Siete de Agosto, Empresa Industrial y Comercial del Municipio (EICM), Parque metropolitano, implementación y revisión del POT, conformación de la ciudad región, Esquema de alumbrado 100% público, política pública para los Acueductos Comunitarios, Plantar más de 500.000 árboles, red de guardianes de cuencas hídricas, Etnoturismo en territorio Maguare, Museo de la biodiversidad e identidad llanera, captación de agua de dos fuentes alternas, Plataforma de gobierno abierto, Política Institucional de acoso laboral y sexual, Casa de la Mujer, Clínica Carlos Nieto, Seis Centros de Salud 24 Horas, Complejos deportivos en comunas 4 y 8, entre muchos otros que incluyen educación, vivienda, infraestructura, diversidad y seguridad.

Los proyectos planteados sin recursos, serían “pura pajarilla”, por eso la alcaldía decidió ampliar en 72% el valor total del Plan Plurianual durante el cuatrienio que valdrá $2,6 billones, $1 billón más que el Plan del gobierno anterior. A casi todos los sectores les aumentan sus recursos, destacando crecimientos del 443% a Planeación, 163% a Competitividad y desarrollo rural, 88% a Gestión social y participación Ciudadana, 109% a Ambiente, 86% a Cultura, 66% a Educación con una importante asignación de recursos propios y 105% a Salud. Además, de apoyar la justa lucha de las mujeres por sus derechos y destinar más de $12.000 millones a la secretaría de la mujer, una secretaria que, por su reciente nacimiento, no tenía asignados recursos para funcionar.

Sin duda, la alcaldía se ha puesto la vara alta y el reto es grande, pero se puede lograr, manteniendo “una agenda propia” como dice el alcalde Felipe Harman, sin dependencia externa, con un manejo honrado de los recursos, donde la ciudad se una para defender lo nuestro, lo nacional, junto al ritmo de trabajo 24/7 que hoy caracteriza esta administración.

Cabe decir, que como es natural, se escuchan algunas críticas sobre el plan en temas como, la baja meta de nuevas Viviendas VIS/VIP y kilómetros de vías que se buscan construir, además de no mencionar qué se va a hacer con Sertravi, Zonas Azules y las dos nuevas comunas, “proyectos que eran medulares en campaña”. También hay menciones puntuales al diagnóstico sobre cifras erróneas del acuerdo 287 del 2015 POT Norte, el cual fue citado, como la sobre estimada proyección poblacional a 2027 y la diferencia del perímetro urbano y rural entre el documento POT y sus propios planos.

Estos aspectos que deben ser revisados por la administración, la cual debe estar abierta a la crítica, al análisis dialectico profundo y detallado del plan y, alentar como lo ha venido haciendo, la discusión política en los asuntos de ciudad por parte de la población.