Vida nocturna, bares y discotecas a oscuras

Ir a discotecas y bares reflejan en parte la “vida normal” de las personas.

 Los arriendos de los locales y la incertidumbre de reapertura son las principales amenazas para continuar en el negocio.

Este es uno de los sectores que muchos añoran que regrese pues es donde se comparten buenos momentos, pero curiosamente será uno de los últimos en reintegrase a la productividad.


Por Yessica Salgado

Las medidas de aislamiento social han afectado a muchos sectores económicos, pero sin duda uno de los más golpeados ha sido el sector del entretenimiento (bares, discotecas, cines, y establecimientos nocturnos), que aporta alrededor del 4% del PIB del país.

Y es que, aunque varios sectores económicos van retornando a su vida productiva, el presidente Iván Duque presentó un duro escenario sobre la reapertura de establecimientos nocturnos, advirtiendo que aún falta mucho para que se produzca, ya que el coronavirus seguirá en el país hasta por 18 meses, y estos negocios por su nivel de contacto pueden ser focos de trasmisión.

Todo un desastre para un sector que tradicionalmente ha contribuido con la economía del país, especialmente en los departamentos, ya que para el funcionamiento de servicios de salud dentro de sus territorios, la mayor fuente de recursos proviene de los impuestos recaudados por el consumo de licores, cervezas y cigarrillos,  que es mínimo en estos días de aislamiento social.

La situación de estos establecimientos en el Meta es compleja. De acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio de Villavicencio (CCV) en el departamento hay 2.160 establecimientos de comercio (bares, discotecas, billares y otros establecimientos nocturnos), mientras que solo en Villavicencio la cifra es de 1.807.

Madre, contra viento y marea

Raúl Páez, presidente de Asobares, capitulo Meta, la organización que reúne a la industria del entretenimiento nocturno, informó que de este número de establecimientos solo 200 empresarios de la región hacen parte de Asobares, y sus establecimientos están ubicados en los municipios de Villavicencio, Acacías y Granada.

De este número de establecimientos, el 96 % operan en locales arrendados. De ese 96 % el 36 % lo hacen a través de inmobiliarias. Y, el 68 % restante tiene contrato directo con los propietarios de los locales.

Para Páez, el mayor problema es el pago de arriendos, pues aunque el Gobierno Nacional emitió el Decreto 579, «por el cual se adoptan medidas transitorias en materia de propiedad horizontal y contratos de arrendamiento”, en el que hasta el 30 de junio de 2020 quedan suspendidas las acciones de desalojos, el 80 % de los empresarios de la región  aún no han podido llegar acuerdos con los arrendatarios.

“Un arriendo en estos establecimientos en Villavicencio  está en promedio entre los seis y los $10 millones dependiendo de su área, y en estos momentos son impagables, pues llevamos casi dos meses sin generar ingresos. Además, no se han podido entregar locales formales, porque no están permitidos los trasteos. Y eso nos traerá problemas legales y de desalojos más adelante”, advirtió el presidente de Asobares.

Editorial: Encuesta inoportuna

Añadió que al finalizar mayo, el 23 % de empresarios devolverá los locales. Es decir, más de 50 % de  establecimientos que hacen parte de Asobares, sin contar los que no están agremiados, cerrarán.

“De los asociados, solo el 55 % piensa sostener un mes más sus locales, es decir,  hasta junio. Y lo hará, haciendo grandes esfuerzos con los arrendatarios, sacando créditos o de recursos propios.  Después de junio, solo el 16 %, que son los empresarios que no se dan por vencidos mantendrán sus negocios en espera de ayudas del Gobierno”, precisó Raúl Páez.

Las medidas de protección serán de uso obligatorio en estos locales, de llegarse a dar la oportunidad de abrir.

Apertura gradual, cuidando a la gente

Bajo este complejo panorama, Raúl Páez  confirmó que esta semana Asobares presentó ante el Ministerio de Comercio un  protocolo de medidas en bioseguridad denominado ‘Plan de Apertura Gradual (PAG)’, con el que se busca  reabrir los establecimientos nocturnos en todo el país, y a su vez, proteger la salud de los clientes y trabajadores.

El presidente de Asobares  explicó que este plan de apertura gradual se divide en cuatro categorías: la primera, hace referencia a la industria gastronómica y entretenimiento, solo restaurantes. La segunda, a bares restaurantes. La tercera categoría es la de los bares. Y la cuarta categoría son las discotecas, que tienen aforo para más de 2.000 personas y que abrirán cuando el gobierno nacional autorice. Cada establecimiento dependiendo de su nivel de aforo, deberá tomar  distintas medidas, precisó Páez.

Sostuvo, además,  que en este plan  se hace énfasis en que la distancia entre mesas en cada establecimiento  será de dos metros, según los lineamientos del Ministerio de Salud. Además, se señalará la ruta de circulación de los usuarios, para evitar aglomeraciones. El documento también especifica que habrá control de acceso a la entrada de los establecimientos con anfitriones, lo que permitirá la toma de temperatura.

Cuarentena se extiende hasta el 25 de mayo pero se reabrirán más sectores productivos

Además, se tendrá gel antibacterial a la entrada de cada establecimiento y se pedirá el uso obligatorio de tapabocas para los comensales.

El directivo de Asobares dijo que además de  las acciones tomadas a nivel nacional, también están buscando ayudas a nivel local y por eso, esta semana le presentaron una propuesta de reactivación económica al alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, en la que hacen cinco peticiones puntuales.

La primera, prioridad para fácil aprobación de créditos en Bancoldex. La segunda, mediación para la suspensión de los arriendos comerciales. En tercer lugar, reducción del impuesto predial al 100 % para el año 2020 y 2021 para los arrendatarios de locales comerciales, ya que esto generará un alivio para los propietarios. En cuarto lugar, suspender el cobro del impuesto de Industria y Comercio para el año 2020 y 2021. Y para finalizar, una mediación ante las empresas de servicios públicos para suspender el cobro al sector nocturno, ya que no está en operación.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter