Oscuro panorama para el deporte de alto rendimiento en lo que resta año

El Idermeta tendrá que adaptarse a las nuevas circunstancias sin sacrificar programas claves de la entidad.

Por Alejandro Gómez Ñustes/ Especial periodicodelmeta.com

Durante más de cuatro horas el director del Instituto de Deporte y Recreación del Meta (Idermeta) Fabián Torres, socializó este domingo ante la Asamblea Departamental, el Plan de Desarrollo 2020 -2023 de esta entidad denominado ‘Hagamos Grande al Meta’.

Si bien es cierto que este documento será modificado en los próximos días antes de ser aprobado finalmente  por los honorables diputados, quedaron muchas dudas  en la sustentación    sobre todo para la vigencia de este año, sabiendo de antemano la dificultad generada en todo el mundo por el Covid – 19.

Le interesa leer: ‘Tenemos proyectado un recorte del 40%’, Director de IDERMETA

Por ejemplo las metas de apoyar a 400 deportistas en preparación para torneos nacionales, la realización de los Juegos intercolegiados Supérate,  la asistencia técnica, metodología y financiera a las ligas deportivas, la realización de eventos deportivos y otros 10 items más, aparecieron sin recursos planificados (cero pesos) para la  vigencia 2020.

El director de Idermeta justificó esta cifra producto del coletazo por el Covid – 19 y aseveró que muy seguramente en el segundo semestre no habrá competencias federadas. ¿Acaso hubiese sido mejor dejar un valor tentativo o  plasmar el mismo monto del año anterior en ese documento, previendo una reactivación gradual del deporte? como rezan los viejos refranes: Lo escrito, escrito está y es mejor que sobre y no que falte.

En cambio en el punto que incentiva económicamente a los deportistas de alto rendimiento  sí quedaron definidos  en 122 millones 892.420 pesos que serían distribuidos en 60 atletas / medallistas,  seguramente a partir del próximo mes, por lo que al hacer un simple ejercicio matemático le correspondería a cada uno de $2.048.207 y que al dividirlo equitativamente por siete  (de junio a diciembre), estarían recibiendo $292.601 mensuales. Algo es algo, peor es nada dirán los optimistas y por qué tan poquito expresarán los pesimistas.

Le interesa leer: “No nos peluqueemos”, curiosa protesta del pesista Hugo Montes ante dura crisis en el deporte

Las dudas también saltan en la contratación de entrenadores, técnicos, monitores y auxiliares deportivos, donde se establecieron $634.216.580 para lo que queda de este año, pero no sé especificó cuantos profesionales y en cuales disciplinas serán nombrados, o cómo será el criterio para tal selección.

En honor a la equidad y en la misma intervención, Fabián Torres se comprometió a gestionar más recursos con la propia duma departamental y buscar alianzas con el sector privado, pero la sensación que hay en el ambiente es que el panorama venidero es muy oscuro para el deporte del Meta. Ojalá esté equivocado.

Soy de la teoría que sin deportistas no hay entrenadores, clubes, ligas, dirigentes y ni siquiera periodistas deportivos, por lo que es de suma urgencia el disminuir gastos como personal administrativo o construcción de nuevos escenarios entre otros, mientras  volvemos paulatinamente a la vida deportiva y se normalizan  sus finanzas que provienen principalmente del impuesto al cigarrillo, IVA a los licores y recursos propios del Idermeta.