Pistolas de toma de temperatura no afectan ni sus ojos ni las neuronas: Cruz Roja

La toma de temperatura no representa peligro para la salud.

Un mensaje que circula desde mediados de junio, compartido en redes sociales, señala  que los termómetros infrarrojos, los cuales están siendo utilizados frecuentemente en espacios públicos durante los controles sanitarios para prevenir el contagio de la covid-19, pueden producir daños neurológicos u oculares, porque matan a las neuronas o dañan la retina.

El mensaje, que ya es viral en varios países de Latinoamérica y que remite a un supuesto médico, asegura que estos dispositivos implican un riesgo para la salud, además, recomienda pedir que el dispositivo no sea usado sobre la cabeza, sino en el brazo.

La Cruz Roja del Meta aclaró que esos termómetros digitales de infrarrojos con forma de pistola son receptores, no emisores, funcionan de acuerdo al fenómeno físico por el cual los cuerpos calientes emiten calor en forma de radiación electromagnética y recoger, mediante un sensor, la radiación infrarroja emitida por el cuerpo. La lectura del nivel de calor es enviada a un convertidor analógico-digital que procesa la señal térmica.

Luego, un microprocesador que calcula el valor de la temperatura y lo
presenta en una pantalla de cristal líquido.

Algunos de ellos tienen una pequeña luz de color blanco, rojo o azul (depende el color de la bombilla led), que funciona de forma indicativa para saber en qué sector de la frente del usuario apuntar.

En resumen, de acuerdo a los expertos de la Cruz Roja, «no hay ninguna evidencia ni literatura científica sobre los supuestos daños cerebrales u oculares de los termómetros infrarrojos mencionados en la publicación viral, son fábulas  que al ser amplificados producen desinformación».

El organismo de socorro recordó que un mensaje de desinformación viralizado mencionaba a la hipoxia que supuestamente producen las mascarillas “mataneuronas y estalla pulmones”, o con que tampoco se deben usar protectores de acetato (caretas o pantallas) porque el virus se acumula y pueden ser perjudiciales.

«Al contrario, son una buena barrera de protección, no sin antes reforzar la recomendación sobre siempre usarlas con tapabocas», sugiere el boletín epidemiológico de la Cruz Roja, donde aclara el fake news.

Como se ha insistido, uno de los principales síntomas de esta enfermedad es la fiebre,  por ello, en medio de la actual pandemia, supermercados, centros comerciales, aeropuertos, hospitales y otros recintos públicos controlan la temperatura corporal de las personas con termómetros con forma de pistola, sin que sea necesario el contacto directo.