“Hay muchos factores que han influido para que el turismo pueda ser el ‘nuevo petróleo’ de la región”: Gustavo Adolfo Jiménez

Gustavo Adolfo Jiménez, director del Instituto de Turismo del Meta

El Meta entendió que su riqueza en flora, fauna, diversidad, cultura y gastronomía era una ventaja a la que debía sacarle provecho. Y, aunque las dificultades en la carretera Bogotá-Villavicencio, principal vía de acceso a los Llanos Orientales han reducido la llegada de turistas en lo que va corrido del 2018, el departamento ha visto en este sector una alternativa de generar divisas, inversión y empleos.
Al igual que el Gobierno Nacional, el Meta trabaja para hacer realidad lo que está plasmado en el Plan Sectorial de Turismo 2018 – 2022 ‘Por un turismo que construye país’, que visiona al turismo como el eje central de la economía de regiones como la Orinoquia, que se vieron afectadas por el conflicto armado y que poco a poco están proponiendo acciones concretas para el crecimiento del turismo en sus territorios.
Pero ¿qué tan cierta es esta visión? Periódico del Meta dialogó con Gustavo Adolfo Jiménez, director del Instituto de Turismo del Meta, sobre la posibilidad de convertir el turismo en el eje central de la economía metense, de las dificultades que enfrenta el sector y de las estrategias que se manejan en el departamento para visibilizar los territorios.

PDM: ¿El turismo es el ‘nuevo petróleo’ del Meta?

G.J: La verdad hay muchos factores que han influido para que el turismo pueda ser el ‘nuevo petróleo’ de la región. La inversión del gobierno departamental junto con los gremios. La articulación junto con el Ministerio de Comercio y Turismo. La posibilidad de ir a ciertos territorios donde no podíamos como La Macarena, Lejanías, Vista Hermosa, San Juan de Arama, que tienen atractivos naturales únicos, que son diferenciadores junto con el folclor, la gastronomía, la idiosincrasia de toda la cultura llanera, nos han hecho pensar que la visión del Gobierno de convertir al sector en el eje central de la economía de las regiones, es posible. Las características de esta región son únicas, por eso nos han permitido paccionarnos como un destino turístico que cada día toma más fuerza.

PDM: ¿En cuántos años podría convertirse el turismo en la principal fuente de divisas para la economía del Meta?
G.J: Primero tendríamos que hacer una proyección, ver el comportamiento que tiene el turismo y afianzar algunos temas. Por ahora sería apresurado de mi parte dar una fecha o un diagnóstico sobre el tema.

PDM: ¿Cómo podría el Meta hacer un turismo más competitivo?

G.J: Consolidando lo que ya tiene: atractivos naturales, rutas turísticas, folclore, gastronomía, entre otros. Adicionalmente, trabajando articuladamente con el gobierno departamental y nacional para aumentar el número de visitantes y devolverles la confianza a los turistas.

PDM: En materia de infraestructura turística, ¿qué municipios del Meta se destacan y cuáles han sido las inversiones en sus territorios?

G.J: Hemos invertido 3.500 millones de pesos junto con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Fontur en Caño Cristales. Allí, se han construido puentes, barandas, escalinatas y se ubicado señalización interpretativa y direccional. También se han hecho inversiones en los parques Las Malocas y Los Ocarros, en Villavicencio. Adicional a ello, hemos expandido la infraestructura del Pueblito Llanero tras la visita del papa Francisco. De igual forma, hemos venido trabajando para que la infraestructura turística del departamento crezca. En Puerto López, para el mes de diciembre se tendrá terminada la obra en el mirador Matapalo, para que este atractivo turístico sea uno de los más visitados, no solo en el departamento sino a nivel nacional.

PDM: ¿Cómo hacer para impulsar el turismo interno de la región?

G.J: La idea es promocionar y lograr un producto turístico en cada uno de estos municipios, que lo tienen, por eso estamos trabajando con los gremios y la cadena productiva, donde se sigue fortaleciendo. Y donde no se ha podido, crearla junto con los transportadores, los guías y la misma comunidad. Para ello, estamos promoviendo el turismo comunitario para que la misma comunidad sea la que ejerza este dinamismo, pero que también sea de rentabilidad y utilidad para ellos.

PDM: ¿Usted considera que el Meta necesita mayor competencia entre sus municipios para que crezca el turismo?

G.J: Yo considero que tienen que complementarse. Tenemos que seguir con la dinámica que hemos venido manejando. Cada uno tiene que crear su producto, pero también complementarse entre sí y así lograr que cada una de las rutas del departamento se afiance en cada uno de los municipios como un destino turístico avanzado y competitivo, pero que a la vez sea un complemento turístico para el departamento.

PDM: ¿El Meta necesita tener un mayor número en la oferta de sillas y rutas para que los viajeros nacionales e internacionales vengan, teniendo en cuenta las dificultades de la carretera Bogotá-Villavicencio?

G.J: Sí, eso es fundamental. Si logramos aumentar la conectividad aérea y superar las dificultades de la vía, lograremos consolidarnos como lo veníamos haciendo a nivel nacional. No obstante, debemos brindarles las condiciones de seguridad necesarias a nuestros visitantes, por eso le hemos pedido al Gobierno Nacional y a la concesionaria Coviandes que nos den garantías para el buen funcionamiento de la vía.

PDM: ¿La participación del sector privado es fundamental para el desarrollo de la industria turística del Meta?

G.J: Ellos son los pilares fundamentales. De hecho, el gobierno departamental siempre ha tenido claro que este es un organismo colectivo y no individual. Por eso, trabajamos de la mano con los diferentes gremios de la región con el objetivo de articularnos y potenciar las riquezas turísticas que hay en el departamento.

PDM: ¿La informalidad del sector ha generado dificultades o paralelamente un crecimiento en los municipios?

G.J: La informalidad definitivamente es una competencia deshonesta que no ayuda al sector, es más bien un retroceso en los procesos que se desarrollan en la región. La hemos combatido promoviendo campañas con la Cámara de Comercio, la Policía de Turismo, entre otras entidades, que han generado el cierre de algunos establecimientos que no cumplen con la norma.