A comprar sobre planos

Al comprar vivienda no olvide que debe estar seguro a qué constructora o inmobiliaria le entrega su dinero y la capacidad de pago que tendrá en el futuro.

Cuando vaya a comprar su vivienda sobre los planos, debe seguir recomendaciones básicas antes de cualquier negocio.

Según cifras del sector, en el 2016 hubo una tendencia de repunte del 67% para la venta de proyectos habitacionales sobre planos, de las 178.300 viviendas nuevas que se vendieron. En fase de construcción fueron compradas el 27 por ciento.
Al parecer la rentabilidad y la seguridad que se tiene al hacer este tipo de negocios sobre planos es lo que más llama la atención sobre compradores, y lo ven como beneficios bajo esta figura.

Garantiza la rentabilidad de tu inmueble desde el principio de la negociación, pues estás comprando bajo los valores actuales del mercado y los precios se deben mantener hasta cuando la vivienda esté construida. Una buena forma de hacerlo es a través de una fiduciaria, esta administrará tu dinero y lo desembolsará a la constructora hasta cuando haya cumplido con todas las condiciones pactadas en el contrato.

Asegúrese de que le está entregando su dinero a una constructora que está legalmente constituida y que se encuentre registrada en la Superintendencia de Sociedades o en las oficinas de planeación del país. Para esto, puede consultar en las páginas especializadas en búsqueda de vivienda nueva, que garantizan la idoneidad de las constructoras y te permite encontrar el mejor proyecto sobre planos.

Verifica que la construcción del proyecto solo se realice cuando la constructora asegure su punto de equilibrio o haya vendido un mínimo de viviendas. Así se reducen los riesgos de pérdidas o contratiempos en las entregas.

Tenga en cuenta
Lo primero que debemos tener en cuenta es estar consciente de lo queremos y tener perfectamente claros los gastos que vienen con la casa nueva. Evaluar nuestra estabilidad laboral y de ingresos por los próximos años. Si tenemos un trabajo temporal o un sueldo que puede variar mucho, puede ser mejor ahorrar y esperar. Revisar si puede acceder a Subsidio Familiar de Vivienda.

Hay que considerar otros gastos personales y familiares que pueden llegar en el camino hijos, educación, carro, viajes y hacer una proyección de nuestros gastos y nuestros ingresos lo más objetiva y menos optimista posible para asegurarnos de que los nuevos gastos no terminarán por dejarnos sin el dinero suficiente para satisfacer nuestras otras obligaciones. Este es un momento ideal para realizar compras de vivienda en el país debido a que en general proliferan los proyectos de vivienda.

Bajo los lineamientos del mercado de vivienda en Colombia, se le exige al comprador una suma inicial que generalmente oscila entre el 20 y el 30 % del valor total de la vivienda. Esta suma exige del potencial comprador muchas cosas, como por ejemplo saber que debe contar con esta suma para iniciar la negociación. Muchas personas se aventuran a realizar la compra desconociendo que cuentan con estos recursos o cómo los pueden conseguir.

Es necesario adquirir la disciplina de ahorrar una cuantía fija de sus ingresos para llegar a este monto. Si estos recursos se ponen en cuentas específicas o fondos de inversión, los rendimientos aumentarán los recursos aportados. Hay ingresos que ayudan, como acudir a las cesantías o ahorrar las primas extralegales.

Se puede indagar sobre los subsidios existentes, en cajas de compensación familiar o subsidios del Gobierno a las tasas de interés. Esto forma parte de las investigaciones preliminares que se deben surtir antes de pensar en cuál es la vivienda que se va a comprar.

¿Vivir en casa o apartamento?

Es una de las decisiones más importantes de la vida pues se trata de elegir el sitio donde estará buena parte de su vida y compartirá momentos especiales con familiares y amigos.
Los apartamentos son los ideales para la mayoría de parejas jóvenes o familias más ‘modernas’, puesto que pueden encontrar uno con el tamaño adecuado y por el que no tengan que pagar mucho dinero.

En el caso de los apartamentos, encuentras para todo tipo de familias, dependiendo del espacio, pueden variar los precios, el mantenimiento y aseo de un apartamento es más fácil, casi todos cuentan con servicio de portería y, al tener el control de las entradas y salidas, hay más seguridad para vivir cómodamente. Si tu apartamento está solo gran parte del día, tienes la certeza de que estará seguro y protegido. Normalmente en las zonas comunes de los apartamentos existen algunos valores agregados y atractivos. Los niños y mascotas tienen espacios para la recreación y el esparcimiento, lo cual genera un mejor desarrollo.

Las casas, Si vives con varios integrantes de tu familia, en definitiva, una casa debe ser tu elección. Este tipo de inmuebles cuentan con zonas mucho más amplias que las de un apartamento, por esto la distribución de espacios no será un problema.
La casa le permitirá a cada miembro de la familia contar con mayor privacidad y en caso de que te apasionen las mascotas, los amplios patios y terrazas con los que cuentan, serán los lugares ideales que facilitarán su adaptación, las viviendas se obtienen privacidad e independencia absoluta, Puedes llevar una vida plena sin condiciones como en los edificios.

Normalmente las casas cuentan con espacios más amplios y los integrantes de las familias pueden gozar de habitaciones más grandes, puedes poner tus propias reglas. Se pueden acomodar mejor los mobiliarios y se facilita su distribución porque hay más espacio, si hay terraza, patio o balcón, estos son privados y no comunales, es decir, tienen zonas verdes propias, El inmueble puede modificarse según el gusto del propietario y utilizar gran variedad de materiales siempre y cuando no esté dentro de un conjunto cerrado, al igual que los apartamentos, las casas que se encuentran dentro de conjunto cerrados cuentas con porterías, áreas comunes y muchas ventajas que estos sitios ofrecen.

Finalmente, la decisión está en tus manos, elige cuál es el inmueble adecuado para tu familia. Estrenar vivienda será la mejor experiencia de tu vida.

Es importante recordar que la tarea de llevar a cabo un proyecto requiere tenacidad y decisión. Sobrellevar las dificultades de ahorrar y buscar la vivienda con el precio y las características ideales no es tan fácil, por ello, es necesario que la decisión sea una decisión de vida y no producto de la mera casualidad para mantener el objetivo claro y no desistir.